Jueves, 27 Julio, 2017

            

UP-IU propone derogar las reformas laborales de PP y PSOE “un cambio del sistema económico”

Además quieren crear un 'Plan de Empleo Garantizado' y redactar un nuevo Estatuto de los Trabajadores

Reunión de Izquierda Unida | Foto: E.P.
E.P.


image_print

Unidad Popular-Izquierda Unida (UP-IU) ha propuesto derogar las reformas laborales de PP y PSOE, crear un ‘Plan de Empleo Garantizado’ y redactar un nuevo Estatuto de los Trabajadores como los tres primeros pasos de la políticas a seguir para cambiar hacia un nuevo modelo económico en España donde “los sindicalistas tienen un papel fundamental”.

Así lo ha expresado el candidato al Congreso por Granada, Diego Castillo, tras mantener una reunión este jueves con comités de empresa granadinos para debatir sobre derechos laborales y establecer las líneas estratégicas con las que recuperar un empleo digno para los trabajadores españoles donde ha aclarado, asimismo, que la “prioridad” para la coalición de izquierdas es el empleo de calidad.

El candidato de la coalición ha subrayado que estuvieron junto a los sindicatos en las dos últimas huelgas generales contra las reformas laborales y con ellos seguirán trabajando a partir del 21 de diciembre “por la recuperación de los derechos de los trabajadores, esquilmados por estas reformas”.

El número tres de UP-IU y delegado sindical de CGT, Luis Cotarelo, ha insistido en la viabilidad del ‘Plan de Trabajo Garantizado’ que propone la fuerza política liderada por Alberto Garzón “como plan de choque urgente para atajar las altas cifras de desempleo” y ha apostado por la paulatina subida del salario mínimo interprofesional hasta alcanzar 1.100 euros así como por establecer una cuestión de “justicia e igualdad” como es regular la brecha salarial en las empresas entre el mínimo y el máximo, “de manera que ningún alto cargo pueda cobrar más de diez veces el salario del empleado que menos gane”.

Castillo ha apuntado también a la necesidad de instaurar la participación de los trabajadores en la toma de decisiones de las empresas tanto públicas como privadas, y de que, “además de la aclamada derogación de las dos últimas reformas laborales”, se abra un proceso de negociación con sindicatos y patronal para la redacción de un nuevo Estatuto de los Trabajadores.

El candidato de UP-IU ha explicado que la jornada laboral que defiende la coalición es la de 35 horas semanales y la jubilación a los 65 años de edad y, entre las medidas recogidas en el programa de la formación para la protección de la negociación colectiva se cuenta garantizar el derecho de Huelga mediante la derogación del artículo 315.3 y 558 del Código Penal “que posibilita la criminalización de los huelguistas”.

Por otro lado, UP-IU se dice partidaria de prohibir los despidos colectivos a empresas con beneficios “y acabar con las ETT a favor de una profunda reforma de los servicios públicos de empleo” y, en el capítulo de contratación, “el objetivo es acabar con los contratos basura y sustituirlos por contratación indefinida”, ha señalado para que aquellos contratos no indefinidos “deban cumplir unas garantías básicas”.

En este sentido, la coalición ha propuesto para los contratos en prácticas reducir a dos años el período tras los estudios y con un salario de mínimo un 90 por ciento del salario establecido por convenio y, en cuanto a los de formación, la duración máxima sería de un año y con la misma cantidad de salario citada para el caso anterior.

De igual forma, UP-IU apuesta por ofrecer incentivos fiscales y ayudas a la creación de cooperativas, a las pymes y a los autónomos, y poner en marcha un plan de formación y empleo para parados de larga duración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *