Viernes, 26 Mayo, 2017

UP-IU defiende igualdad salarial entre sexos como pilar para acabar con la violencia de género

La coalición propone desarrollar el 'Consejo Estatal de las Mujeres' "y que éste se componga exclusivamente de asociaciones feministas y consejos autonómicos de mujeres"

Foto: Archivo
E.P


image_print

El cabeza de lista de Unidad Popular-Izquierda Unida (UP-IU) en Granada, Diego Castillo, ha defendido este lunes la igualdad salarial entre hombres y mujeres como uno de los pilares “fundamentales” para acabar con la violencia de género.

Castillo ha mantenido que “sin igualdad entre géneros no puede haber regeneración democrática ni transformación social, por lo que su consecución requiere, además de una verdadera voluntad política, partidas presupuestarias significativas para políticas de educación y lucha contra la violencia de género”, y ha señalado, en esta línea, que como primera medida está la restitución del Ministerio de Igualdad de Género, desmantelado en 2010.

Asimismo, la coalición propone desarrollar el ‘Consejo Estatal de las Mujeres’ “y que éste se componga exclusivamente de asociaciones feministas y consejos autonómicos de mujeres” y pone también el dedo sobre “la necesidad de recuperar y reforzar las competencias municipales en políticas de Igualdad que fueron suprimidas mediante la modificación del artículo 28 de la Ley de Régimen Local y, en el ámbito autonómico, la Junta tiene que hacer un mayor esfuerzo y aumentar los recursos del Instituto de la Mujer”.

Para Castillo, las mujeres son el segmento de población más perjudicado por la crisis económica y ha apuntado a la precariedad laboral “cuando no a su invisibilidad en el mercado laboral” que han soportado históricamente las mujeres.

“Es absolutamente indispensable desarrollar medidas para acabar con la precarización de los sectores más feminizados e intervenir a través de leyes que aseguren una igualdad salarial entre mujeres y hombres, un igualitario acceso al empleo, y contribuir con políticas de conciliación laboral y familiar”, ha indicado el cabeza de lista de la coalición.

Por su parte, la número dos al Senado, Josefa Alganza, ha denunciado que “los 50 asesinatos a mujeres en 2015 no han servido al gobierno de Rajoy para reaccionar de forma contundente en la lucha contra la violencia de género”.

Alganza ha recordado que, desde 1995 han sido casi 1.400 las mujeres asesinadas por sus parejas, “una auténtica lacra que demuestra el fracaso como sociedad y la ineficacia de las políticas institucionales en esta materia pero, sobre todo, demuestra que hay que poner freno de forma urgente y con todos los recursos al alcance para evitar que se sigan matando mujeres por una educación machista”.

La candidata al Senado ha establecido, en este sentido, tres ejes fundamentales basados en la prevención a través de programas educativos y de sensibilización hacia el problema y a este respecto, ha propuesto recuperar para los centros escolares e institutos la Educación para la Igualdad y contra la violencia de género, eliminada por la reforma de la Lomce.

Por otro lado, Alganza considera que es necesario ampliar la tipificación de los delitos de violencia sexista en el código penal y formar a policías, jueces y personal sanitario de forma específica en violencia de género, y dotarles de mayores recursos para la atención de víctimas.

Además, desde UP-IU apuestan por crear un Observatorio de Maltrato Institucional, encargado de vigilar que se cumplan las políticas aprobadas para la erradicación de la violencia de género.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *