Viernes, 18 Agosto, 2017

            

Unos 80 estudiantes continúan su encierro y piden una rectificación a la Universidad

La UGR invita a los alumnos a trasladar su protesta a un lugar "más apropiado"

Los estudiantes continúan encerrados en la Facultad de Ciencias | Foto: Twitter Encierro UGR
E.P./Redacción GD


image_print

Unos 80 estudiantes de la Universidad de Granada (UGR) continúan el encierro iniciado en la noche del pasado jueves en la Facultad de Ciencias para lograr facilidades para el estudio en sus carreras hasta que haya acuerdos con la institución académica, a la que han pedido una rectificación de su último comunicado emitido en los medios “por verter mentiras”.

Así lo ha informado a Europa Press una de las estudiantes encerradas después de que el equipo de gobierno de la Universidad de Granada apuntase este sábado en un comunicado que el lugar elegido para el encierro “no cumple con las mínimas normas de habitabilidad e higiene, y su estancia en el mismo pone en peligro la integridad del patrimonio de la UGR e impide el normal desarrollo de la actividad laboral de los trabajadores y la actividad académica e investigadora del resto de la comunidad universitaria”.

A este respecto, los alumnos han criticado este comunicado y han exigido a la Universidad que “cambie y diga la verdad” para llevar a cabo negociaciones sobre sus reivindicaciones.

Los estudiantes encerrados han comentado en una nota de prensa que ayer una representación del equipo de gobierno de la UGR se dirigió hacia la biblioteca en la que se encuentran para comenzar las negociaciones y les anunciaron que accedían a rectificar en lo dicho con la condición de que retiren ciertos mensajes en la difusión de redes sociales, aspecto que los alumnos aceptaron.

Ante la “indiferente” actitud de la Universidad, los estudiantes han destacado que “cumplimos nuestra parte del acuerdo, eliminando nuestra difusión esta misma mañana a primera hora, mientras que la UGR no ha rectificado o modificado su comunicado, afectando a nuestra confianza hacia el deseado acuerdo y, además, evidenciando una clara falta de credibilidad y  una ausencia de intenciones”. Las comunicaciones entre ambas partes continúan por el momento, según dicha nota.

¿QUÉ COMENTÓ LA UGR EN SU COMUNICADO?

Desde la UGR añadieron en un comunicado el pasado sábado que los estudiantes “para acceder a la biblioteca forzaron y rompieron una puerta de acceso y posteriormente han tapado las cámaras de seguridad y están haciendo uso de la salida de emergencias”, y recordaron que, “desde el lugar en el que se encuentran, los encerrados tienen acceso a productos químicos potencialmente peligrosos”; un extremo que “niegan” los estudiantes, puesto que “ni rompimos una puerta, ni tenemos acceso a estos productos porque estamos en una biblioteca”.

En cuanto a todas las peticiones, los estudiantes indican que están buscando “leyes, normativas y precedentes en otras provincias de España o incluso en otras facultades de Granada”, como es el caso de la Facultad de Bellas Artes de la UGR, “donde también existen baños de multigénero”.

Desde los estudiantes también han indicado que en la tarde del domingo se ha llevado a cabo una ronda de negociaciones, pero “no se ha llegado a ningún acuerdo porque la Universidad estaba desinformada de muchos puntos de mejora, a pesar de que estos se presentaron el pasado jueves”, han criticado.

Algunas de las peticiones han sido la ampliación de horario de la biblioteca o el referéndum con un sistema de votos vinculantes para el calendario académico, desde donde se les ha indicado que “no son políticas que se correspondan con esta universidad”; al tiempo que “se habrían contradicho en muchos aspectos”, según explican los universitarios. Asimismo, avanzan que también se han hecho “insinuaciones de desalojo”.

DISPUESTOS A “CEDER” EN ALGUNOS PUNTOS

Por último, desde el alumnado aseguran que están “dispuestos a ceder” porque reconocen que hay cosas que tienen un largo proceso de ejecución –tal y como han estado estudiando en las leyes–, aunque apuntan que, no obstante, se necesitan algunas de las negociaciones y mejoras que se reivindican.

Entre las peticiones, la institución académica recordaba que “la UGR cuenta desde hace poco con un protocolo contra el acoso pionero a nivel nacional”, y “también se han incrementado considerablemente las plazas de estudio nocturno y éstas están mejor distribuidas de acuerdo con el nuevo mapa de campus”.

Por otra parte, desde la UGR aclaraban que “en este momento se está desarrollando uno de los procesos de debate más participativos que se recuerdan en los últimos años en relación con el cambio de calendario”, y que “el examen del B1 es gratuito desde el pasado año y existen becas de la propia UGR y de la Junta de Andalucía para la formación en el B1 que, sin embargo, no han sido totalmente cubiertas por sus posibles beneficiarios”.

LA UGR LES INVITA A TRASLADAR SU PROTESTA A UN LUGAR “MÁS APROPIADO”

 Por su parte, el equipo de gobierno de la Universidad de Granada (UGR) ha invitado este domingo a los estudiantes a trasladar su protesta desde la Biblioteca de dicho centro, donde se encuentran, “a un lugar alternativo más apropiado”, y ello pensando en la reanudación de la actividad académica en la mañana de este lunes.

Así lo indican en un comunicado en el que explica que, en reuniones mantenidas con los estudiantes, “ha ofrecido reiteradamente a los participantes la posibilidad de trasladar su protesta fuera de la Biblioteca a otro lugar en el que puedan garantizarse los derechos de reunión y manifestación, pero que evite la interferencia en el trabajo diario de cuantos miembros de la comunidad universitaria desarrollan su actividad en este espacio o hacen uso de los recursos disponibles en el mismo”.

En este sentido, desde la UGR subrayan que “en la Biblioteca trabajan diariamente un buen número de empleados que mantienen en funcionamiento este servicio, el préstamo de material bibliográfico, la actualización y mantenimiento de las bases de datos, etcétera, y que a él acuden cada día estudiantes e investigadores en busca de los recursos necesarios para desarrollar su investigación y su formación”.

El equipo de gobierno de la UGR “trabaja para evitar cualquier daño que pudiera producirse tanto en la Biblioteca como en el resto de las instalaciones de la Facultad, donde existen infraestructuras de investigación y materiales potencialmente peligrosos, a la vez que para preservar el patrimonio mueble e inmueble, así como para garantizar la normalidad de la actividad académica de la Universidad y los derechos de todos los miembros de la comunidad universitaria”.

Así, “con la reanudación de la actividad académica en la mañana del lunes, se considera prioritaria y urgente la recuperación de este espacio tan importante en el quehacer habitual de una institución como la Universidad de Granada”, por lo que desde la institución académica “se invita por tanto una vez más a sus ocupantes a trasladar su protesta a un lugar alternativo más apropiado”.

De igual modo, el equipo de gobierno muestra “su disposición a tratar de conseguir una solución dialogada dentro de los mecanismos democráticos establecidos por los estatutos de la Universidad de Granada”.

En ese sentido, explican que “hasta el momento se han mantenido distintas reuniones entre algunos de los participantes y diferentes miembros del equipo decanal y del propio equipo de gobierno, que se han desarrollado desde el inicio del encierro y a lo largo de todo el fin de semana”, y entre ellas destacan la celebrada en la jornada del sábado, “de más de tres horas de duración”, y la que se ha desarrollado en la tarde del domingo “durante casi cuatro horas”, según informan desde la Universidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *