Domingo, 28 Mayo, 2017

Uno de los piquetes condenados por la huelga de 2012 pide su indulto y libertad hasta acabar el trámite

Los condenados por un atentado contra el derecho de los trabajadores aseguran que la condena es desproporcionada



image_print

Carlos C.N., condenado junto a María del Carmen B.C. a tres años de prisión por su actuación durante un piquete del Movimiento 15M de Granada durante la huelga general del 29 de marzo de 2012 contra la reforma laboral del Gobierno, ha informado de una petición al Ministerio de Justicia para ser indultado ante la “desproporción” del falso, requiriendo asimismo tiempo de libertad hasta que finalice dicho trámite.

En concreto, según ha explicado en una nota el 15M, Carlos C.N. recurrirá a la Audiencia Provincial de Granada la decisión del Juzgado de Instrucción número 1 por la que se denegó la suspensión de la ejecución de la condena la semana pasada.

Por su parte, María del Carmen B.C., a quien el Juzgado de lo Penal número 1 de Granada concedió aplazamiento de entrada a prisión hasta final del mes de julio para resolver asuntos familiares, presentó la semana pasada en la Audiencia Provincial de Granada incidente de nulidad de actuaciones. Carmen y sus abogados seguirán explorando los recursos extraordinarios tras sentencia firme, sin descartar la petición de indulto, y siguen recabando apoyos en ese sentido.

Con un total de más de 16.500 firmas de apoyo recogidas por Internet y decenas de apoyos institucionales y personales favorables al indulto, después de haber sido condenado a tres años y un día más indemnización y multa por su presencia en un piquete de huelga, Carlos solicita el indulto total.

Tras haber agotado las vías ordinarias para defenderse (juicio en primera instancia y recurso a la Audiencia Provincial), así como alguna vía extraordinaria –como la apelación por incidencia de nulidad de actuaciones presentada la semana pasada–, el condenado recurre la decisión del juzgado por la que se le denegaba la suspensión de la ejecución de la pena mientras se resolviera el indulto. Se pretende así que, por lo menos hasta que se tome una decisión desde el Ministerio de Justicia, no ingrese en prisión.

En el escrito de solicitud se reseña que el ingreso en prisión “sería gravemente perjudicial no sólo para quien suscribe, sino también para mi propia familia, que en definitiva vería truncada toda una vida de esfuerzo y sacrificio por un hecho puntual acaecido en mi vida”.

“Ni que decir tiene que la pena no cumpliría el fin que le es propio, habida cuenta que no existe la menor posibilidad de reiteración de los hechos por los que fui condenado ni de cometer delito alguno en éste ni en ningún otro país, tratándose en definitiva de un desafortunado incidente, fruto de un momento en el que, como antes apuntábamos, por mor de las circunstancias, condujo al descontrol del piquete del que formábamos, parte provocando un daño indebido a quién únicamente no tenía intención de secundar la huelga”, se remarca.

Carmen, leonesa de 56 años, es animadora sociocultural en paro afincada en Granada y con un adolescente a su cargo. Carlos, de familia y origen murciano, nació en Castro del Río (Córdoba) hace 25 años y estudia Medicina en la Universidad de Granada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *