Sábado, 29 Julio, 2017

            

Uno de cada 13 nacimientos es prematuro en España

El grado de prematuriedad repercute en un mayor riesgo de compliciones graves como parálisis cerebral, déficits sensoriales, enfermedades crónicas o de padecer infecciones respiratorias agudas, especialmente bronquiolitis

Foto de archivo


image_print

España se sitúa entre los países con mayor tasa de nacimientos prematuros, uno de cada 13, de acuerdo al informe Euro-Perisat sobre la situación de los niños nacidos prematuros en Europa.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la prematuridad es la segunda causa principal de muerte en niños menores de 5 años y cada año nacen 15 millones de bebés antes de tiempo en el mundo, dato que implica que uno de cada diez bebés es prematuro. Solo en Europa, medio millón de bebés nacen de forma anticipada, de los que 28.000 corresponden a España, constatando un aumento del 36 por ciento desde 1996.

La Asociación de Padres de Niños Prematuros (APREM) trabaja para dar apoyo a las familias con hijos nacidos de parto prematuro, informándoles y aconsejándoles sobre el cuidado del niño. “Muchas familias se enfrentan a una situación para la que no estaban preparados, razón que explica la labor de las asociaciones de padres y madres de niños prematuros que les apoyan en un proceso que va más allá del tiempo que pasan en el hospital”, ha explicado la presidenta de APREM, Ramona Pozuelo, que además ha añadido que las familias que tienen un parto prematuro “sufren momentos muy duros a nivel emocional”.

“Algunos padres sufren trastorno de estrés post traumático, que se une al miedo de no saber cuidar al bebé en casa al verlo tan vulnerable o el desconocimiento de cómo hacerlo”, explica Pozuelo en una entrevista a Europa Press. Desde APREM ofrecen este apoyo durante todo el proceso de crianza y el seguimiento médico necesario para prevenir trastornos en el desarrollo de estos niños. “Se deben reforzar las medidas de atención en la escuela e impulsar la investigación sobre las causas del parto prematuro y sus consecuencias para la infancia, las familias y la sociedad en general”, concluye Pozuelo.

CAUSAS Y CONSECUENCIAS

Las causas de los partos prematuros no son concretas, pero en nuestro país la base del aumento está en el retraso en la edad de la maternidad, el estrés, el uso de métodos de fecundación asistida o los embarazos múltiples. Ramona Pozuelo recomienda que “ya que los factores que lo causan son difíciles de controlar, lo mejor que se puede hacer es controlar más el embarazo”. Además, añade que “si hay antecedentes de partos prematuros, es un embarazo múltiple o la embarazada tiene una edad avanzada, se debe tratar como si fuese de riesgo para evitar el parto prematuro”.

La mayoría de bebés nacidos de forma prematura sufren complicaciones. “La mejor palabra para definir a los bebés prematuros es inmaduros. Sus sistemas principales no se han terminado de desarrollar, y terminan de hacerlo en un ambiente que no es el suyo natural. Por esto tienen mayor riesgo de desarrollar problemas de salud que aquellos que nacen a término. Además, el 75 por ciento de los reingresos corresponden a niños prematuros por este motivo, que son más vulnerables”, explica Ramona Pozuelo.

El grado de prematuriedad repercute en un mayor riesgo de compliciones graves como parálisis cerebral, déficits sensoriales, enfermedades crónicas o de padecer infecciones respiratorias agudas, especialmente bronquiolitis. “Afortunadamente las secuelas graves se han reducido gracias a los avances en medicina, pero las secuelas menores se siguen dando, incluso en mayor medida”, puntualiza Pozuelo.

DÍA MUNDIAL DE LA PREMATURIDAD

Con motivo del Día Mundial de la Prematuridad, que se celebra el próximo 17 de noviembre, la Asociación de Padres de Niños Prematuros (APREM) ha celebrado este sábado un acto dedicado a los profesionales del ámbito sanitario y socioeducativo y a las familias de bebés prematuros en el Hospital Universitario La Paz. Ha contado con la asistencia del exjugador de baloncesto Juanma López Iturriaga, para concienciar sobre el problema de salud pública que supone el incremento de nacimientos prematuros y la importancia de los cuidado neonatales.

En el acto se ha entregado el Tercer Patuco de Honor a la enfermera nenonatal del Hospital La Paz, María Teresa Montes Bueno, como reconocimiento “a sus 38 años de espléndida labor profesional llevada a cabo con nuestros/as niños/as y sus familias”, ha explicado la presidenta de APREM, Ramona Pozuelo.

Ha contado además con la colaboración de la compañía biofarmacéutica AbbVie, el Hospital Universitario la Paz, el Mago Alfonso V, Nestlé y la papelería Salazar; y con el apoyo del subdirector gerente del Hospital Materno-Infantil de La Paz, el doctor Javier Cobas; la subdirectora de Enfermería del Hospital Universitario La Paz, Carmen Elías; y el neonatólogo y antiguo jefe de sección del Servicio de Neonatología de este mismo hospital, el doctor Jesús Pérez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *