Viernes, 20 enero, 2017

Universidad de Granada y Fundación ONCE trabajarán juntos para facilitar la inclusión de estudiantes discapacitados | VÍDEO

Isabel Martínez y Pilar Aranda han sido las encargadas de firmar un acuerdo que ayudará al alumno discapacitado a entrar en el mundo laboral

Isabel Martínez (izquierda) y Pilar Aranda (derecha) ilustran el acuerdo con un apretón de manos | Foto y vídeo: Dani Bayona
Nacho Santana | @NachoSantana_27


image_print

La rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda e Isabel Martínez, comisionada para Universidad, Juventud y Planes Especiales de Fundación ONCE, han firmado hoy un convenio que se encargará de facilitar la accesibilidad de los estudiantes discapacitados tanto a las aulas universitarias como al mundo laboral.

La rúbrica se ha realizado con el apoyo de Gonzalo Rivas, director de discapacidad de la Junta de Andalucía, y Alberto Morillas, delegado provincial de la Fundación ONCE.

En el acuerdo entre ambas partes se tratan puntos como acciones de formación y sensibilización para el personal docente. Sin embargo, se ha puesto especial hincapié en “una línea de acción que nos preocupa mucho”, según ha indicado Isabel Martínez, “la mayoría de jóvenes con discapacidad abandonan sus estudios en la secundaria”.

Esta alta tasa de abandono escolar temprano se debe a la escasa adaptación de estudios a personas con discapacidades, lo que desmotiva al alumno y le lleva a abandonar las clases. “Estamos llevando a cabo acciones para fomentar su acceso a la universidad”, ha comentado al respecto la comisionada de Fundación ONCE, que ha destacado que buscan “mejorar la orientación” de estos alumnos mediante el desarrollo del programa Campus inclusivo, que se llevará a cabo en el mes de septiembre.

El principal punto fuerte de este convenio radica en la aprobación de un programa que permita a los alumnos discapacitados realizar prácticas profesionales remuneradas, lo que “garantiza y mejora la empleabilidad de nuestro colectivo”, según ha valorado Martínez. Junto a éste, llegará un programa de becas que ayudará a los alumnos a realizar estudios superiores en la Universidad de Granada, “una de las universidades de Andalucía con mayor número de alumnos con discapacidad”.

Alberto Morillas, delegado provincial de la Fundación ONCE, ha celebrado la renovación de este acuerdo, ya que “teníamos un convenio bastante obsoleto”, ha destacado además que “desde ONCE nos vemos muy integrados en este convenio porque hay muchos alumnos con discapacidad visual, la Universidad de Granada siempre ha estado muy abierta a la accesibilidad”, ha terminado recordando Morillas.

Por su parte, Pilar Aranda ha titulado este convenio como “el colofón y el inicio”, ya que afirma que “se abre una nueva etapa donde el compromiso que adquiere la Universidad de Granada es aún mayor”.

La rectora ha subrayado que “lo importante es que esto no finalice en la formación”, en referencia al proceso de ayuda a los alumnos discapacitados de la UGR, y es que se pretende facilitar su acceso al mundo laboral mediante prácticas que se realizarán una vez finalizada la carrera. “Espero que dentro de unos años estemos firmando la ampliación”, ha finalizado una optimista Pilar Aranda que ha recordado la evolución en el paso de adaptación a inclusión de estos alumnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *