Sábado, 21 Octubre, 2017

            

UNICEF denuncia que la violencia en Yemen provoca la desnutrición de 2,2 millones de niños en el país

La agencia advierte de que un niño muere cada diez minutos por causas evitables en el país

Foto: Archivo
E.P.


image_print

El aumento de la violencia en Yemen ha provocado que cerca de 2,2 millones de niños sufran desnutrición en el país, según el Fondo para la Infancia de Naciones Unidas (UNICEF), que ha alertado de que 462.000 niños padecen desnutrición aguda grave, lo que supone un incremento del 200 por ciento desde 2014.

La agencia ha indicado que la situación de los niños que sufren desnutrición severa en provincias como Hodeida, Saada, Taiz, Hajja y Lahej, es crítica. En algunas zonas del país, que cuenta con 1,7 millones de niños con desnutrición aguda moderada, ocho de cada diez niños padecen desnutrición crónica.

“La desnutrición en Yemen ha llegado a niveles sin precedentes y sigue aumentando”, ha señalado la representante en funciones de UNICEF en Yemen, Meritxell Relaño. “El estado de salud de los niños en el país más pobre de Oriente Próximo nunca había sido tan grave como ahora”, ha añadido.

Antes de que la crisis humanitaria se acrecentara debido al recrudecimiento del conflicto en marzo de 2015, la situación ya era alarmante, según UNICEF, que ha señalado que el sistema de salud yemení se encuentra al borde del colapso.

La agencia ha advertido de que menos de un tercio de la población del país tiene acceso a atención médica y que únicamente la mitad de los centros de salud están operativos. Por otra parte, los trabajadores sanitarios llevan meses sin cobrar sus salarios, y las agencias humanitarias tienen dificultades para trasladar suministros vitales debido al estancamiento del conflicto.

MUERTES EVITABLES

“La violencia ha revertido los importantes avances que se habían producido durante la última década en relación con la salud y la nutrición de los niños yemeníes”, ha manifestado Relaño, que ha indicado que al menos un niño muere cada diez minutos por causas evitables, como la diarrea, la desnutrición o las infecciones respiratorias.

“Se han propagado enfermedades infecciosas como el cólera y el sarampión, y con tan pocas instalaciones médicas operativas estos brotes están teniendo un importante impacto en los niños”, ha aseverado Relaño.

UNICEF ha ofrecido este año tratamiento a unos 215.000 niños con desnutrición aguda grave en todo el país y ha proporcionado a más de 4 millones de niños menores de cinco años suplementos vitamínicos para fortalecer su sistema inmunitario.

Sin embargo, los trabajadores humanitarios han denunciado que sus labores se están viendo obstaculizadas por la escasez de fondos y el acceso limitado a las zonas asediadas por los combates. “Hacemos un llamamiento a las partes enfrentadas para que nos den acceso ilimitado a los niños que necesitan ayuda”, ha indicado Relaño.

“Necesitamos ese acceso para poder entregar suministros nutricionales, proporcionar tratamiento para niños con desnutrición y apoyar los servicios de salud del país”, ha añadido la representante de la agencia en el país, que ha asegurado que conseguir los fondos para apoyar la emergencia continúa siendo un reto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *