Domingo, 23 Julio, 2017

            

Una única entrada unirá la Alhambra y el patrimonio histórico del Albaicín

Este nuevo producto turístico, denominado 'La Dobla de Oro', contará con tres modalidades diferentes y propondrá recorridos alternativos por monumentos de reciente recuperación o espacios que, hasta el momento, quedaban fuera de las visitas turísticas habituales

Vista de una parte del Albaicín | Foto: Carlos Gil


image_print

Tan cerca pero a la vez tan lejos. Tan cerca como el estrecho río Darro que separa las dos colinas sobre las que viven la Alhambra y el Albaicín; tan lejos como el día a día de una y otra: porque para la Alhambra ya no quedan entradas para esta Semana Santa -salvo un pequeño cupo que se reserva para taquilla- mientra que el Albaicín pelea por reclamar la atención de unos turistas que en demasiadas ocasiones llegan y se van de Granada por la Alhambra. Pero eso está llamado a cambiar con la ‘Dobla de oro’, una tarjeta que aúna las entradas del complejo nazarí con la de edificios como el Bañuelo, la casa morisca Horno de Oro, el Palacio de Dar al-Horra, la Casa del Chapiz, la Casa de Zafra y el Corral del Carbón. La iniciativa, que ha conseguido reunir a Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Granada, se podrá en marcha este mismo 31 de marzo y pretende eliminar de una vez por todas la separación, más conceptual que física, de los dos conjuntos patrimonio de la Humanidad.

OBJETIVO: AUMENTAR LAS PERNOCTACIONES 

“Este es un producto pensado para la pernoctación”, ha explicado María del Mar Villafranca, la directora del Patronato de la Alhambra y el Generalife, quien ha identificado la duración de la estancia media como una de las claves a mejorar en el turismo granadino – la provincia tiene una media de 2,13 días, por debajo de la media Andaluza y muy alejada de Málaga o Almería.

Seducir al visitante para que se quede pasa por ofrecer una mayor oferta cultural y patrimonial que ya existe y a la que ahora “se pone en valor”, en palabras de la concejal de Turismo de Granada, Rocío Díaz, que ha hecho hincapié en la idea de atraer hasta la capital al turista, de ahí que la entrada o tarjeta ‘Dobla de Oro’ se pueda adquirir en el Corral del Carbón. Una entrada que permitirá escoger entre tres rutas diferentes: jardines, general o nocturna. Cada una de ellas ofrece un completo itinerario por el patrimonio rehabilitado del Albaicín, aunque no será el único aliciente de esta entrada, sino que además ofrecerá descuentos a la visita en diferentes espacios culturales como la Fundación Rodríguez-Acosta, la librería de la Alhambra, la visita a la iglesia de San Pedro y San Pablo, entre otras, así como a la Abadía del Sacromonte.

Pero sobre todo, con esta nueva propuesta se quiere mostrar al gran público el inmenso conjunto histórico que es “desconocido para el granadino”, en palabras del investigador de la Escuela de Estudios Árabe, Antonio Orihuela. “Tenemos que ser un poco críticos”, ha añadido Orihuela, quien ha recordado a las administraciones presentes el mal estado de otros monumentos como el Maristán, ciertos baños del Albaicín o las propias murallas que rodean al barrio, hoy en “una situación lamentable”. Para el investigador, esta es una buena oportunidad de que los responsables de gestionar el patrimonio de la ciudad comiencen a retomar el resto de edificaciones que quedan pendientes de ser recuperadas para, en un futuro, ser incluidas en la ruta de la ‘Dobla de Oro’.

MÁS QUE UNA ENTRADA

La ruta que propone la ‘Dobla de oro’ vendrá aderezada con los avances en nuevas tecnologías, que permitirán al visitante recibir información al instante de los monumentos que están visitando, así como propuestas de comercios de la zona, que se podrán adherir al proyecto para situarse como una oferta más dentro de la propia ruta.

Y para dar a conocer esta nueva ruta entre los granadinos, se han organizado visitas guiadas gratuitas el día 18 de abril. Además, todos los domingos a partir de las 14:00 horas, se permitirá el acceso a los residentes de la provincia, previa reserva en las oficinas del Corral del Carbón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *