Lunes, 29 Mayo, 2017

Una treintena de sindicalistas se encierra en la estación del Prado de cara a la manifestación de hoy



image_print

Una treintena de delegados sindicales de CCOO en el Ayuntamiento de Sevilla mantiene un encierro de 24 horas de duración, desde las 11,30 horas de ayer, en la estación de autobuses del Prado de San Sebastián, lugar desde donde partirá la asamblea-manifestación de hoy, en señal de protesta por el incumplimiento del acuerdo de negociación colectiva de 2009.

El secretario general de CCOO en el Consistorio hispalense, Manuel Gutiérrez, indicó a Europa Press que los sindicalistas permanecen en el vestíbulo principal de la estación junto con elementos de cartelería con la idea de realizar “una protesta más”.

Con esta reivindicación y la asamblea-manifestación de hoy, según Gutiérrez, CCOO expresará su contrariedad a la postura de la Delegación municipal de Recursos Humanos, “cuyo titular, Alfonso Mir, se ha negado a aplazar la nueva reunión, tal y como le solicitamos desde el sindicato al entender que hoy no era el día más apropiado”. “Queremos hechos, y no palabras, porque Mir ha perdido la credibilidad para nosotros”, criticó.
Estas acciones se unen a las acordadas por el Comité de Empresa y la Junta de Personal Funcionario del Ayuntamiento, que aprobaron la pasada semana por unanimidad en Pleno una resolución mediante la cual se acuerda iniciar acciones legales y plantear el conflicto colectivo.
En la última convocatoria de reunión las centrales sindicales denunciaron un plante municipal en una reunión prevista con Mir, que a su vez consideró que se le faltó al respeto al gobierno municipal, ya que en la sala de reunión las centrales sindicales dejaron elementos de “atrezzo” reivindicativo que el edil socialista consideró “de mal gusto”.

PRÓRROGA DE TRES AÑOS

El Consistorio ya planteó, a cuenta del anunciado plan de recorte de gastos en materia de personal, prorrogar la anunciada creación de 189 nuevos puestos laborales en tres años, con una fórmula de prórroga en la cual, y debido a la situación económica general, en lugar de cubrirse todo en el presente ejercicio se cubrirían 60 plazas en 2009 –a aprobarse en el Pleno de noviembre–, otras 60 a mediados de 2010 y 69 antes de que el mandato finalice en 2011.

Los sindicatos ya manifestaron su rechazo por boca de Gutiérrez, que explicó a Europa Press que una aceptación de la propuesta por parte de los sindicatos “significaría que no va a haber más creación de empleo ni en 2010 ni en 2011”.

Al margen de la negociación por la creación de empleo, la postura municipal pasa por la subida de salarios al 0,3 por ciento marcado legislativamente y la reducción del gasto en productividad, con una paralización de cuestiones como la oferta pública o el proceso de promoción interna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *