Una semana para aliviar la enfermería del Granada CF

La suspensión del partido ante el Reus permite que los rojiblancos gocen de tiempo extra para recuperar efectivos

Granada CF - Extremadura UD
Adrián Ramos conduce el esférico durante un partido | Foto: Antonio L. Juárez
N.S.
0

Hasta cuatro jugadores del Granada CF atraviesan problemas físicos, algunos en mayor medida que otros. Las lesiones han lastrado en las últimas fechas a un equipo que tomó la decisión en verano de afrontar la temporada con una plantilla corta, por lo que Diego Martínez ha tenido que exprimir a los componentes del plantel al máximo para hacer frente a las exigencias de la Segunda división española.

Fran Rico, Álex Martínez, José Antonio González y Adrián Ramos son los cuatro efectivos con los que no puede contar por el momento el técnico nazarí. Sin embargo, el tiempo corre y esta semana favorece a los rojiblancos, que no tendrán que jugar, por lo que los tocados podrán cuidarse más y los lesionados podrán acortar plazos sin que se les eche de menos. Así, estos días serán de vital importancia para el devenir de la temporada del Granada, que necesita recuperar jugadores importantes cuanto antes para poder rotar en ciertas posiciones.

En el caso de Fran Rico, se le espera pero no se le presiona. El estado del de Portonovo es bien conocido por todos, y su rodilla necesita tiempo para poder volver a jugar un partido oficial. Aunque esporádicamente se ejercita junto con sus compañeros, es el lesionado a mayor plazo de la plantilla, evitando incluso marcarse plazos de forma oficial para intentar sortear la presión que podría ejercer sobre el jugador, que no se incorporará definitivamente al grupo hasta que no esté preparado para ello al cien por cien.

Álex Martínez es el siguiente en la lista. El lateral sufrió una rotura parcial del tendón de Aquiles en el mes de diciembre, lo que supone unos tres meses de baja. Sin embargo, el sevillano encara ya la fase final de su recuperación y debería estar con el equipo a principios de marzo, por lo que pronto podría comenzar a ejercitarse sobre el césped de la ciudad deportiva para terminar de pulir los últimos detalles antes de ser uno más bajo las órdenes de Diego Martínez.

José Antonio González es el tercer lesionado, inmerso en afrontar de la mejor manera posible una rotura fibrilar en el sóleo, lesión que sufrió durante el partido ante el Osasuna. El centrocampista, que cuajó un gran partido ante los rojillos, lleva algo más de diez días de baja, si bien la lesión requiere más de un mes para terminar de sanar. Así, González continuará trabajando con los fisioterapeutas y en el gimnasio hasta mediados del mes de marzo, presumiblemente.

Finalmente, el cuarto y último lesionado -y el más reciente- es Adrián Ramos. El delantero colombiano se encuentra ahora centrado en recuperarse de una rotura fibrilar en el oblicuo que sufrió en el encuentro ante el Deportivo de la Coruña, si bien el club no ha oficializado una fecha de recuperación estimada. Su estado es casi una incógnita, al principio se anunció que se trataba de una dolencia en la zona lumbar, si bien posteriormente ha resultado ser en el oblicuo abdominal.

Mientras tanto, otros jugadores como Germán o Fede Vico se entrenan con precaución para evitar aumentar el número de lesiones. La carga de minutos ha llevado a algunos integrantes de la plantilla a niveles elevados de fatiga, por lo que aprovecharán estos días para ejercitarse de forma que puedan dar un respiro a sus piernas y prevenir inconvenientes a medida que avance la temporada.

Se el primero en comentar

Deja un comentario