Viernes, 16 de Noviembre de 2018

            

Una segunda oportunidad para el mejor amigo del hombre | Galería

La primera feria de adopción de animales domésticos congrega a cientos de personas en la Feria de Muestras de Armilla

Uno de los perros que buscaban un hogar | Foto: Nacho Santana
Nacho Santana | @NachoSantana_27


image_print

Suele decirse que el perro es el mejor amigo del hombre. Ellos, al igual que todos los animales, son fieles a aquellos que les cuidan y les devuelven esta atención en forma de afecto. Sin embargo, el afecto no siempre es bilateral, son muchos los que deciden abandonar a su mascota por diferentes razones, condenándole a vagar por las calles el resto de su vida en el peor de los casos.

Por suerte, también hay gente que dedica su tiempo libre a hacer la obra inversa: peinar las calles en busca de animales abandonados para darles los cuidados que necesiten y ayudarles a encontrar un hogar. Esta labor la desempeña un gran número de asociaciones en Granada, que en muchas ocasiones sobreviven únicamente gracias al esfuerzo de sus integrantes, tanto físico como económico.

Son muchas las veces que los miembros de estas asociaciones tienen que acoger a un animal para el que ni siquiera tienen espacio, pero su ética les obliga a realizar un esfuerzo por hacerles un hueco en sus hogares hasta que encuentren una familia definitiva que les devuelva el afecto que en algún momento se les negó. Ahí radica la importancia de la primera feria de adopción de animales domésticos de la historia de Granada, que ha cerrado la edición con un completo éxito.

Personas asistentes al recinto | Foto: Nacho Santana

Cientos de personas se han acercado a la Feria de Muestras de Armilla para ver los puestos de las asociaciones, en los que podían vender ‘merchandising’ hecho por ellos mismos y dar a conocer a sus animales a posibles adoptantes. El objetivo se ha cumplido con creces, muchos de los perros (representaban la gran mayoría de animales) presentes han salido del evento con un nuevo hogar apalabrado, si bien es cierto que no estaba permitido cerrar adopciones en la propia feria, pues son procesos que deben llevar un tiempo para permitir que el hogar escogido sea el mejor posible para el animal.

Desde Corazones Olvidados, una de las muchas asociaciones presentes, aseguran que la feria les ha beneficiado porque “han venido varias familias preguntando” por los cinco conejos que tenían a la vista de los asistentes. Más allá de la posibilidad de encontrar una nueva familia para animales que no han sido capaces de encontrar una nueva casa en varios meses, las ventas en el puesto generan también un dinero necesario para afrontar los gastos de los animales y poder llevarles al veterinario.

Aunque el máximo de animales expuestos por asociación era de cinco, las chicas de Corazones Olvidados aseguran que “es mejor así porque si no llenamos esto de animales entre todos y se estresan”. Además, defienden que no se puedan cerrar las adopciones en el mismo recinto porque “si no, muchos actuarían por capricho y no por quererlos de verdad”, por lo que las asociaciones podrán realizar una criba para elegir a las personas más adecuadas para sus nuevos compañeros.

Mayores, jóvenes e incluso niños han tendido la mano sin miedo a esta primera feria, que ha contado solo con conejos y perros porque los gatos podrían asustarse en exceso y sería perjudicial para su salud. Como si fuesen conscientes de la realidad del evento, la Feria de Muestras de Armilla se ha llenado de perros rebosantes de energía y alegría que no dudaban en acercarse y demostrar a cada posible nueva familia que aún les queda mucho afecto por dar, y es que el perro siempre será el mejor amigo del hombre, aunque este a veces no esté a su altura.

Haga clic en la imagen para desplegar la galería


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.