Una primera vuelta que mantiene las opciones de ascender

La mala dinámica en la que ha entrado el Granada B en los últimos cuatro partidos no resta valor a los 28 puntos que han cosechado, hasta la fecha, los pupilos de Pedro Morilla, que aún se mantienen a seis de la promoción de ascenso a Segunda División. Sin embargo, estos números quedan muy por debajo de los que el Granada CF había logrado al comienzo de la segunda vuelta de la temporada 2009/2010, en la que logró el ascenso.

El filial nazarí ocupa, ahora, la novena posición tras haber sumado sólo dos de los últimos doce puntos. Pero sus siete victorias y siete empates en 20 partidos le permiten optar, aún, a las cuatro primeras plazas que albergan, actualmente, Cartagena, Extremadura, UCAM y Marbella.

De forma totalmente diferente encaró el primer equipo el comienzo de la segunda vuelta en 2010. El conjunto, aún dirigido por Miguel Ángel Álvarez Tomé, celebraba hace ocho años su quinta victoria en seis partidos, lo que le alzaba al liderato del Grupo IV.

En aquel entonces, eran Dani Benítez, Tariq, Nyom y Mainz los que se aseguraban, normalmente, un puesto en el once inicial. En esta ocasión, son Pablo Vázquez, Casi y David Grande los futbolistas que más han entrado en juego. Los tres han disputado todos los partidos, aunque sólo el central los ha jugado todos en condición de titular.
En el apartado goleador, David Grande, Casi y Pablo González han sido, hasta la fecha, los que mejor fortuna han tenido. Grande, que se ha consolidado como titular ante la baja de Rubén Sánchez -se espera que pronto vuelva a los terrenos de juego-, ha marcado cinco tantos en la primera mitad de la campaña, lo que le convierte en el máximo artillero nazarí, con un gol de diferencia con Casi y dos más que Pablo González.

Sin embargo, el punto fuerte de este Granada B se encuentra, hasta el momento, en la zaga. El filial rojiblanco está rentabilizando sus pocos goles gracias a ser el segundo equipo menos goleado de la competición, igualado con el Extremadura y el UCAM. Los 17 goles encajados sólo son reducidos por el Melilla, que ha recogido el balón del fondo de la red en 13 ocasiones.

INVICTO EN LA CIUDAD DEPORTIVA

Al igual que sucede con el primer equipo, el Granada B se ha hecho fuerte en La Ciudad de la Alhambra. En casa, los rojiblancos sólo han perdido dos partidos, frente al UCAM y al Cartagena, contando cuatro victorias y tres empates en el resto de partidos jugados en tierras nazaríes. Además, los de Pedro Morilla no conocen la derrota desde que se trasladaron a la Ciudad Deportiva del Granada CF, cosechando una victoria y un empate en ‘su nueva casa’.

Fuera de casa, los granadinos han logrado tres victorias y cuatro empates, números más que aceptables, y más si se comparan con los que sumó el Granada de Tomé. Los rojiblancos, en aquella ocasión, habían alcanzado los quince puntos a domicilio, uno más que el filial de este año.

SIN RENUNCIAR A NADA

Pese a la mala dinámica, los rojiblancos se mantienen tranquilos. Tal y como señaló Pedro Morilla a Granada Digital cuando su equipo ocupaba la segunda plaza de la clasificación, el objetivo no es alcanzar la Segunda División. “No nos planteamos el ascenso, pero no vamos a renunciar nunca a nada“, afirmó Morilla, por lo que la distancia, aún salvable, con la promoción de ascenso mantiene vivas las opciones nazaríes de hacer historia.