Lunes, 22 Mayo, 2017

Publicidad

Una nueva moratoria de 10 años, la nueva propuesta de comerciantes y Junta de Andalucía a la LAU

El consejero de Turismo y Comercio, el portavoz de la Plataforma NO AL CERROJAZO, empresarios, comerciantes y agentes sociales han firmado una declaración en defensa del comercio andaluz, de sus trabajadores y consumidores contra el fin de la moratoria de alquileres de renta antigua y sus efectos sobre Andalucía

Agentes sociales, comerciales y políticos reunidos para la firma de la Declaración en contra del fin de la LAU


image_print

En una de las reuniones más concurridas hasta ahora, que ha agrupado a comerciantes, entidades sociales, sindicatos y políticos, en la sede de la Junta de Andalucía en Granada, se ha firmado una declaración en defensa del comercio andaluz, de sus trabajadores y de los consumidores: contra el fin de la moratoria de los alquileres de renta antigua y sus efectos sobre Andalucía.

El consejero de Comercio y Turismo, Rafael Rodríguez, que ha presidido esta reunión ha destacado como la entrada en vigor de la LOU supone una noticia pésima para el comercio en Andalucía, “y para el humanismo comercial, para consumidores y usuarios. La aplicación del fin de la moratoria abre la posibilidad del cierre de más de 100.000 empresas en Andalucía, de al menos 30 años de antigüedad, que han contribuido al desarrollo histórico, social y económico de las ciudades”.

Todos los agentes implicados han apostado por dar una respuesta satisfactoria a esta situación, que se articula, en primer lugar con “una nueva moratoria de 10 años para que los comercios se puedan adaptar a los nuevos alquileres, y la posibilidad de fomentar reuniones entre los arrendatarios y los arrendados”, ha expuesto el consejero, que ha destacado la importancia de este tipo de comercios “que han configurado la idiosincrasia andaluza bajo un mismo patrón de cultura comercial mediterránea”.

Además, tal y como han destacado todos los reunidos, este previsible cierre repercutirá en todas las industrias relacionadas con el sector: proveedores, auxiliar y servicios, que verán reducida drásticamente su cartera de clientes, incrementando el riesgo de insolvencia a padecer, dado que la actividad de estas empresas tiene un papel primordial dentro de la vertebración social y la revitalización de los municipios donde radican y ejercen dicha actividad.

“Esta declaración que hoy se firma es por el presente y futuro del modelo mediterráneo, para evitar la desertización de las ciudades y consiguiente degradación urbanística de sus principales ejes comerciales”, ha recalcado Rodríguez.

Por su parte, el portavoz de la Plataforma NO AL CERROJAZO, Ángel Rodríguez, ha aprovechado esta ocasión para lanzar tres llamamientos. Uno al gobierno de la nación, “pidiendo que se escuche a Andalucía, que se ha movilizado claramente, a los propietarios, ya que esta plataforma nace con el claro espíritu de acuerdo. Esperamos que nos sentemos juntos y escuchemos propuestas mutuas. Y a la ciudadanía, que nos ayuden y apoyen”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *