Lunes, 21 Agosto, 2017

            

Una ‘manita’ que sonroja al Granada CF (5-1)

Los de Jémez pecaron de falta de soluciones y de cierta inocencia y se vieron desbordados por la avalancha canaria

Jugadores de Las Palmas celebra un gol con Ochoa en primer plano | Foto: LFP
Román Callejón | @RomanCallejon


image_print

Primer encuentro a domicilio del nuevo Granada CF y primera ‘manita’ en contra. El conjunto rojiblanco no pudo contener el rodillo de Las Palmas, quienes desarmaron a los granadinos.

Sorprendió, en cierta manera, la alineación inicial de Paco Jémez. Con la incorporación de Luis Martins en el interior izquierdo, el canario mostró toda una declaración de intenciones que continúa con la reclamación que comenzó en la previa: la plantilla no está cerrada y no hay interiores.

También llamó la atención la posición de los dos medioscentros. Samper debutó con el ‘4’ a la espalda, el que portara el cedido al Eibar Fran Rico, pero curiosamente, el centrocampista catalán ocupó posiciones más atrasadas que René Krhin, a quien se le veía más pegado a la mediapunta, cercano a la demarcación en la que jugara Javi Márquez ante el Villarreal.

El Granada salió bien plantado sobre el terreno de juego y, salvo un pequeño susto que protagonizó Vicente Gómez y El Zhar, los rojiblancos mantuvieron a raya a los isleños durante el primer cuarto de hora de la contienda.

No había un claro dominador de la contienda, ambas escuadras pugnaban por hacerse con los mandos del partido, algo que ninguna de las dos terminaba de lograr, si bien al conjunto de Las Palmas se le veía con más soltura.

Pero cuando parecía que los de Jémez le tomaban el pulso al choque, los amarillos golpearon. Primero llegó un aviso de Livaja, que se plantó tras recibir un buen pase delante de Ochoa, pero se dejó caer dentro del área, cuando trataba de regatear, al meta mexicano y recibió la amonestación del colegiado.

El primer tanto llegó tras un error en el despeje del lateral izquierdo Silva. El defensor nazarí, después de dos intentos, un con el pie y otro con la cabeza, dejó franco el balón en el área para que El Zhar la recogiera y rematara el balón hasta el fondo de la red (1-0).

En la jugada del tanto se vio una pasividad enorme por parte del bloque nazarí, que tenía hasta siete jugadores en el área, pero ninguno encimó al goleador marroquí para evitar que se hiciera con el cuero.

A partir de aquí, los de Setién se hicieron con el juego. Ganaron mucho en la faceta ofensiva, creando llegadas con frecuencia, lo que dejó al Granada desvalido.

Paco Jémez buscó afianzar la defensa con un cambio. El entrenador rojiblanco vio el falló de su lateral izquierdo y lo sacó por el otro Silva, Gastón. El uruguayo, con vitola de central, debutó en la posición de lateral izquierdo, nada desconocida para él. Sin duda, este movimiento señaló al brasileño, que abandonó el césped cabizbajo

En la recta final de la primera mitad, Las Palmas se dieron un festín. Vivente Gómez, El Zhar, Boateng y Viera hicieron de las suyas y pusieron en aprietos al portero Ochoa,  quien realizó un par de buenas intervenciones y salvó a su equipo de encajar el segundo.

Sin embargo, el fútbol es grande por cosas que se escapan del entendimiento, pero que ocurren. Cuando más estaba sufriendo el Granada y más desaparecido estaba su hombre de mayor calidad, llegó el gol.

El francés Boga recibió en corto en línea de tras cuartos, caracoleó, avanzó hasta casi el borde del área, desde donde conectó un zapatazo raso que se coló por la derecha de la meta de Varas (1-1). El disparo no fue ni excesivamente potente, ni demasiado colocado, pero tuvo la suficiente fe para sorprender al portero del conjunto insular.

La segunda mitad comenzó con el partido roto. La disposición táctica pasó al olvido y ambas escuadras se lanzaron al ataque, lo que perjudicó al Granada.

Los de Jémez se acercaron un par de veces y buscaron la meta de Javi Varas por mediación de Ponce, pero el delantero argentino no atinó con sus disparos desde fuera del área.

Precisamente de una jugada mal acabada nació la contra que terminó con el segundo gol de Las Palmas. Un saque largo de Javi Varas creó una superioridad incomprensible de Las Palmas en el campo del Granada.

Livaja recibió totalmente solo en la banda izquierda, levantó la cabeza y puso de manera precisa para la cabeza de Boateng, que se alzó solo en el punto de penalti ante la salida de Ochoa y colocó el esférico dentro de la meta nazarí (2-1). El meta rojiblanco intentó la salida, pero no fue una buena opción.

El delantero ghanés dedicó su tanto a las víctimas del terremoto de Italia, aunque sería lo último que haría sobre el terreno de juego, ya que su salto y su choque con Ocha en la ejecución del gol le costaron una lesión y tuvo que ser sustituido.

Jémez agotó sus cambios y dio entrada a Pereira, que debutó, y a Barral, en lugar de Martins y Semper, respectivamente. El medio catalán fue de más a menos y se marchó del terreno de juego algo cansado.

Ya sin sustituciones, el Granada lo intentó. Primero avisó Boga con un disparo calcado al del gol, pero que esta vez se marchó por fuera de fondo. Barral también dio empuje y aportó en el ataque, estuvo generoso y sirvió un balón a Ponce que casi caza el argentino, pero que cortó la zaga isleña. Las individualidades del gaditano no tuvieron recopensa.

Las Palmas por su parte, no atendió a los cambios de su rival y siguió a lo suyo. La maquinaria amarilla seguía muy bien engrasada, especialmente a la contra. Un genial pase de Viera habilitó por la derecha a El Zhar, quien se plantó dentro de área de Ochoa y picó delante del golero mexicano para convertir el 3-1.

Con este marcador, el rodillo isleño no cesó y los de Setién volvieron a convertir. De un robo en su propio campo, Viera colocó de primeras para El Zhara, quien se pude por la derecha de Uche, llegó a línea de fondo y puso raso al segundo palo para Momo, quien remató a placer, con Ochoa vencido (4-1).

Las Palmas cerró el marcador con otra contra de manual. En un tres para tres, Viera penetró por la izquierda y puso al primer palo para Araujo, quien pudo recrearse, controlar el balón y empujarla a la red con Ochoa batido (5-1).

Un gran castigo para los de Paco Jémez, al que le queda mucho trabajo por delante con una plantilla que está aún por cerrar. El canario tiene las dos semanas que proporciona el parón internacional por delante para afinar las cuerdas de un instrumento que todavía no suena como él quiere.

FICHA TÉCNICA

UD Las Palmas: Varas; Míchel, David García, Bigas, Castellano, Roque Mesa, Vicente Gómez, El Zhar (Tyronne, min. 79), Viera, Boateng (Momo, 54), Livaja (Araujo, min 72)

Granada CF: Ochoa, Tito, Lombán, Uche, Silva (Gastón Silva, min. 31); Krhin, Samper (Barral, min 61), Boga, Martins (Pereira, min 55), Cuenca; Ponce

Goles: 1-0: Livaja, min. 23; 1-1: Boga, min. 45; 2-1: Boateng, min. 51; 3-1, El Zhar, 69; 4-1: Momo, min. 72; 5-1: Araujo, min. 85

Árbitro: Daniel Ocón Arraiz (colegio riojano). Amonestó a Livaja (min.21), Boateng (min. 41), El Zhar, (min. 66), Castellano (min. 77), Roque Mesa (min. 78), por parte de los locales, y a Gastón Silva (min 63), por parte de los visitantes.

Incidencias: Encuentro perteneciente a la Jornada 2 de la Liga Santander entre la UD Las Plamas y el Granada CF, disputado en el Estadio de Gran Canaria ante 18.837 espectadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *