Viernes, 17 Noviembre, 2017

            

Una iniciativa granadina, entre finalistas españolas en un proyecto europeo para reducir la pobreza energética

El ganador se conocerá durante el mes de noviembre en una cumbre celebrada en Bonn (Alemanía)

Imagen ilustrativa | Fuente: Trama MedioAmbiental
E.P


image_print

Un sistema de microred presentado por la granadina Trama TecnoAmbiental, ha sido uno de los cinco proyectos españoles seleccionados por el concurso europeo de innovación social Tackle Fuel Poverty, cofundado por Ashoka y la Fundación Schneider Electric, y que este año ha contado como socios con Enel, en Europa, y Endesa, en España y Portugal.

Los cinco proyectos españoles se medirán en la final europea cuyos ganadores se anunciarán durante la celebración de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que tendrá lugar en noviembre de 2017 en Bonn (Alemania), según ha informado Endesa.

Junto al proyecto granadino, el jurado ha seleccionado a Ecodes, que ha presentado una plataforma para identificar la pobreza energética; ACA, con su red de puntos de información y asesoramiento; Fundación Tomillo, que propone unas oficinas técnicas transversales de proximidad; o la aproximación del problema situando la educación social en el centro de Aeioluz.

Trama TecnoAmbiental ha presentado un proyecto para la instalación de un sistema fotovoltaico para proporcionar electricidad a 40 viviendas y alumbrado público en el pueblo de La Rambla del Agua, en la provincia de Granada. Su objetivo es dar acceso a la electricidad en áreas rurales remotas a través del desarrollo, ingeniería, construcción, operación y gestión, junto con asociaciones locales, de micro-redes solares fotovoltaicas.

El jurado de la iniciativa, que por segundo año consecutivo busca identificar en Europa los proyectos sociales más innovadores que puedan contribuir a paliar la situación de pobreza energética, que se estima viven entre 50 y 125 millones de personas, ha valorado “no sólo la innovación de los proyectos, sino también su impacto social, su capacidad de escalabilidad a otras geografías y su sostenibilidad a medio y largo plazo”.

Además de España, en estos días, se están seleccionando proyectos de Italia, Alemania, Grecia y Portugal. El objetivo final de la iniciativa es poder contribuir a la construcción de una comunidad de emprendedores sociales, que, a partir del apoyo personalizado, la mayor visibilidad y el trabajo conjunto en la escalabilidad de sus proyectos, puedan contribuir a “ayudar a comunidades enteras a resolver la pobreza energética y a avanzar hacia su sostenibilidad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *