Lunes, 29 Mayo, 2017

Una incubadora inflable ayudará a los recién nacidos en países subdesarrolados

El invento ha ganado el James Dyson Award, un concurso anual de diseño

El invento ganador que ser desarrollará


image_print

MOM es una incubadora para bebés inflable de bajo coste y ha ganado el concurso James Dyson Award 2014. Se trata de un concurso internacional de diseño organizado anualmente por la Fundación James Dyson cuyo objetivo es apoyar a los jóvenes estudiantes de diseño e ingeniería industrial y de producto a que desarrollen sus ideas.

Esta incubadora que en un principio había sido creada para su uso en países subdesarrollados, cuesta hasta un 90 por ciento menos que las incubadoras convencionales. MOM funciona igual que una incubadora convencional pero su coste es muy inferior; cuesta sólo 300 euros, frente a los 36.000 euros que puede costar una incubadora convencional.

James Roberts se dio cuenta de que uno de cada diez bebés en el mundo nace de forma prematura. Según datos recogidos por la Organización Mundial de la Salud, el 75 por ciento de las muertes derivadas por un nacimiento prematuro podrían ser evitadas si los tratamientos fuesen más asequibles.

Ante esta situación este joven estudiante de la Universidad Loughborough (Reino Unido) decidió crear una incubadora que se puede plegar para facilitar su transporte y que funciona con una batería que puede durar hasta 24 horas en caso de fallo en el suministro eléctrico.

Este dispositivo se hincha manualmente y se calienta por medio de placas cerámicas. Una pantalla muestra la temperatura interior y el grado de humedad; ambas pueden seleccionarse, de forma que si hay una variación, sonará una alarma.  Además, para aquellos bebés que sufren de Ictericia o la famosa coloración amarillenta de la piel, cuenta con una unidad plegable de fototerapia.

El inventor de MOM decidió inventar esta incubadora de bajo coste después de ver un documental sobre los bebés prematuros en los campos de refugiados. Según ha señalado, no fue un proceso fácil ya que tuvo que vender su coche para hacer el primer prototipo. “Mi sueño sería conocer a uno de los bebés a los que haya podido salvar mi incubadora”, ha añadido.

Este concurso internacional  que otorga un premio de 48.000 euros (36.000 euros para el alumno y 12.000 euros para su universidad) ha premiado esta incubadora. Según el propio James Dyson, fundador de la compañía Dyson y de la Fundación James Dyson: “el invento de James demuestra el impacto que puede tener la ingeniería y el diseño en las vidas de la gente”.

Además considera que gracias a su brillante idea, James ha conseguido crear una incubadora totalmente diferente que puede salvar cientos de vidas. Sin embargo para el doctor Steve Jones, asesor pediátrico y neonatólogo en el Hospital Royal United de Bath (Reino Unido), “MOM es una innovación muy interesante”.

En concreto le gusta el hecho de que James haya integrado la fototerapia, ya que la Ictericia es muy común en los niños prematuros.  También cree que no sólo se debería utilizar en países subdesarrollados sino también en hospitales comunitarios y en el seguimiento doméstico de bebés prematuros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *