Lunes, 21 de Enero de 2019

            

Una hoja de ruta revela un atajo para recrear los anticuerpos clave contra el VIH para las vacunas

Esta es una tarea similar a rastrear el viaje exacto de un viajero que conoce solo el destino, con pocas pistas de los innumerables orígenes y las rutas posibles

E.P.


image_print

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) evade las defensas inmunológicas del cuerpo a través de una multitud de mutaciones y los anticuerpos producidos por el sistema inmunitario del huésped para combatir el VIH también siguen rutas evolutivas complicadas que han sido difíciles de rastrear.

Esta complejidad ha dificultado que los científicos desarrollen una vacuna preventiva contra el VIH que produzca anticuerpos efectivos similares a los que se desarrollan en algunas personas que viven con el VIH. Esta es una tarea similar a rastrear el viaje exacto de un viajero que conoce solo el destino, con pocas pistas de los innumerables orígenes y las rutas posibles.

Ahora, un equipo liderado por investigadores del ‘Duke Human Vaccine Institute’, en Carolina del Norte, Estados Unidos, informa en la edición digital de este martes de la revista ‘Immunity’ que ha completao una parte de la hoja de ruta hacia la neutralización efectiva del VIH, identificando los pasos que un anticuerpo crítico contra el VIH da para desarrollar y mantener su capacidad de neutralizar el virus.

En su estudio, la autora principal Mattia Bonsignori, y sus colegas se centraron en una clase particular de anticuerpos ampliamente neutralizantes conocidos como VRC01, que se dirigen a una región conservada de la envoltura del VIH llamada sitio de unión a CD4. Durante mucho tiempo, se ha considerado este linaje de anticuerpos como un componente crítico de una respuesta inmunitaria protectora inducida por una vacuna debido a su capacidad para neutralizar una gran mayoría de las variantes del VIH, a pesar de su diversidad.

LARGO PROCESO DE MADURACIÓN DE ANTICUERPOS AMPLIAMENTE NEUTRALIZANTES
“Estos anticuerpos ampliamente neutralizantes se someten a un proceso de maduración prolongado y complicado”, afirma Bonsignori, miembro del ‘Duke Human Vaccine Institute’. “Ha habido un extenso estudio de ellos en el campo, pero hasta ahora no hemos podido comenzar con los ancestros no mutados, el origen, porque ha sido tan difícil volver sobre la secuencia de las muchas mutaciones, supresiones y cambios”.

Los científicos extrapolaron el ancestro común no mutado del linaje VRC01 y reconstruyeron las vías de maduración que dieron como resultado los anticuerpos más amplios y aquellos que serían perjudiciales para la transmisión del VIH. Usando esa hoja de ruta, los autores de este trabajo descubrieron que es posible que esta clase de anticuerpos llegue a una amplia neutralización utilizando un desvío estratégico a lo largo de su ruta de desarrollo.

Este desvío es esencialmente un atajo alrededor de lo que había sido un impedimento importante que bloqueó intentos previos de inducir las propiedades neutralizantes de los anticuerpos. “Ahí era donde todos estaban atrapados, sabíamos que, si podíamos descubrir cómo atacar los anticuerpos de los antepasados, estaríamos en el camino”, dice Bonsignori.

Y continúa: “Pero siempre llegamos a este obstáculo, donde un azúcar en particular en la envoltura del VIH bloqueó el desarrollo del anticuerpo durante las primeras etapas de la maduración del anticuerpo, y todo se atascó”. Bonsignori cree que la solución es evitar ese azúcar, deslizándose alrededor de este impedimento en lugar de tratar de atravesarlo.

“Lo que encontramos al reconstruir las diferentes vías fue que puedes llegar al final con una ruta más fácil –apunta Bonsignori–. Ahora podemos usar esta información para diseñar inmunógenos que activen adecuadamente el sistema inmunológico para sortear este obstáculo”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.