Martes, 12 Diciembre, 2017

            

Una historia marcada por las franjas

La camiseta del Granada CF ha sufrido varios cambios a lo largo de su historia, pero siempre ha mantenido un elemento común, las rayas

Camiseta del Granada CF de la temporada anterior, 2016/17 | Foto: Román Callejón
Carlos del Saz


image_print

Una camiseta con mucha historia, variaciones de color, de diseño e incluso de escudo, pero siempre ha mantenido un elemento característico del club granadino: las rayas, tanto horizontales como verticales. Estas rayas han tenido diferentes grosores, colores e incluso degradados que iban de menos a más.

Con la creación del club en el año 1931, por aquel entonces el Granada Club de Fútbol no era reconocido como tal, sino como Club Recreativo Granada. Los colores del equipo eran el azul y el blanco, por lo que el escudo se componía de dichos colores, además de incorporar las letras G y R en lugar del GCF que compone el escudo a día de hoy. Por su parte, la camiseta se componía de rayas uniformes azules y blancas, además del escudo del club.

En el año 1940, el club cambia de nombre, adoptando el de Granada Club de Fútbol, que perdura hasta la actualidad. Con este cambio también se modifica el escudo y colores del club. El escudo pasa a incorporar los elementos y colores que lo componen a día de hoy, así como el color azul es sustituido en la camiseta por el rojo, perdurando las rayas en sentido vertical a pesar de la variación de color.

Esta camiseta con rayas verticales rojiblancas fue actualizándose con el paso del tiempo, de tener forma de camisa en sus inicios, incorporando los botones y cuello usuales en este tipo de prenda, a una camiseta de manga larga y sin cuello.

Sería en el año 1973 cuando el club cambia el sentido de las rayas de vertical a horizontal, como actualmente reconocemos la camiseta del Granada. Además, la camiseta incorpora por primera vez en su historia un tejido de fibra deportiva, anteriormente las camisetas del equipo habían sido de algodón u otros materiales.

Sin embargo, en el año 1981 el club volvía a incorporar las rayas verticales con motivo del 50 aniversario del mismo. Estas estarían presentes una única temporada, aunque dos temporadas más tarde volverían a instaurarse de forma permanente hasta la temporada 03/04.

Las rayas horizontales volvieron en el año 2004 para quedarse. Desde entonces, la camiseta del club ha mantenido el mismo color y orientación de las rayas, aunque contando con las diferencias de diseño en los 13 años que separan a esta camiseta de la de la presente temporada. En este periodo, donde hemos visto el mejor Granada CF de la historia, se recuerdan varias equipaciones míticas, como las de los ascensos, la segunda equipación que incorporaba los colores de la bandera granadina y un grafismo de la Alhambra, la indumentaria de color negro completo con la que se consiguió el histórico ascenso a primera contra el Elche, aquella segunda camiseta del año 2007 con las rayas horizontales blanquiazules, que recordaba a la primera camiseta de la historia del club, o la primera del año 2013, que incorporaba un diseño rompedor: las rayas horizontales incorporaban un degradado que iba de menos a más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *