Sábado, 22 Julio, 2017

            

Una granadina se cuela en los nuevos coches del ayuntamiento y ‘raja’ del alcalde| Vídeo

Los ciudadanos del Granada se muestran descontentos con el regidor local dados los últimos acontecimientos relacionados con la supuesta corrupción

Ciudadana 'invade' uno de los coches del ayuntamiento | Vídeo: Juanma Funes
Román Callejón @RomanCallejon | Juanma Funes


image_print

Ayer la ciudad de Granada amanecía sobresaltada por la noticia de la detención del su alcalde, José Torres Hurtado, y el registro de su domicilio y su despacho en el ayuntamiento. Un supuesto caso de corrupción urbanística conformado por varios delitos fue el motivo de dicha actuación policial, aunque se desconoce aún el grado de acusación al que está sometido el edil granadino.

Granada salió al candelero nacional como foco presuntas irregularidades en su gobierno municipal, lo que ha provocado las iras de muchos ciudadanos, los cuales no están de acuerdo ni con la gestión de Torres Hurtado, ni con ser conocidos por estas razones.

Muchos granadinos han expresado sus quejas en voz alta al pasar por la céntrica Plaza del Carmen, donde la casa consistorial tiene su ubicación. Ayer mismo, una manifestación de estudiantes tuvo lugar allí mismo y, de paso, sus componentes aprovecharon para quejarse en contra del alcalde y pedir su dimisión.

Pero las demostraciones de descontento no solo se producen de manera colectiva. También se producen estas quejas de manera individual y para muestra, un botón. Una granadina mostró como su indignación se hace extensiva hasta el punto de colarse en un vehículo oficial del ayuntamiento, cuya presentación tuvo lugar en la Plaza del Carmen.

Se trata de unos nuevos coches eléctricos que pasan a formar parte de la flota municipal para que lo use el personal de servicio que tenga que desplazarse dentro de la ciudad para ir de alguna instalación perteneciente al ayuntamiento a otra.

Si no puedes ver el vídeo, pincha aquí

La protagonista de esta historia ‘invadió’ uno de estos coches, los cuales tenían el acceso restringido y llamó la atención de los medios para que su protesta tuviera más fuerza.

Sin duda fue un acto de reivindicación de una ciudadana que expresa con cierta rabia, aunque sin llamarlo por su nombre, que al alcalde de Granada “hay que llamarlo ladrón”. No obstante, debemos apelar a la prudencia y esperar que las investigaciones terminen para emitir juicios anticipados sin que los juzgados se pronuncien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *