Viernes, 20 Octubre, 2017

            

Una familia de Lanjarón consigue salvar su vivienda con el apoyo de Stop Desahucios

La familia empezó a principios de 2014 a participar en Stop Desahucios a través de su asamblea en el Zaidín

Stop Desahucios


image_print

“De no saber qué hacer a la salvación”, así resume Juan Antonio Gómez su proceso en el grupo Stop Desahucios 15M Granada, gracias al cual acaba de firmar una reestructuración de su hipoteca y una carencia de cinco años con Caja Rural, mediante la cual pagará durante este período una cuota mensual de 98 euros al mes, en lugar de los cerca de mil euros que pagaba hasta ahora.

Gómez es un parado de la construcción de 53 años que cobra una pensión de 500 euros, vive en Lanjarón con su pareja Rosario Cortés, limpiadora en paro de 48 años, y sus dos hijas. La mayor tiene 24 años y una niña de tres, y la menor 19.
En 2006 la familia se hipotecó. “Ganaba bastante, pero de 2008 hacia delante todo empezó a ir de mal en peor, firmamos dos carencias consecutivas”, comenta Gómez. En 2013 la familia habló con el banco para buscar una solución, pero “la respuesta fue no”, indica este vecino.

En estas circunstancias difíciles, a principios de 2014 empezaron a participar en Stop Desahucios, a través de su asamblea en el Zaidín. “Hicimos un escrito para acogernos al código de buenas prácticas”, expresa Gómez. Meses después, el acuerdo definitivo llegó. “Dentro de cinco años estará también el problema, pero al menos salimos del atasco”, opina Gómez, quien al igual que Stop Desahucios es consciente de que este tipo de acuerdos no son ninguna solución definitiva.

La familia sigue participando en el grupo: “Ahora estoy ayudando a los demás, lo cual es estupendo. Los partidos nos han dejado de lado y ahora tenemos que estar la gente de la calle en asambleas. Ahora también estoy en la plataforma de desempleados, poco a poco voy conociendo cosas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *