Lunes, 23 enero, 2017

Una experta en terapias de pareja ofrece las claves para mantener una relación sana basada en el respeto

La psicóloga Pilar Cebrián subraya que la pareja perfecta no es aquella que no discute nunca porque "los conflictos son necesarios para la relación y para la rutina"

FOTO: PIXABAY
E.P.


image_print

Al comenzar una relación de pareja nos encontramos con una serie de obstáculos que hay que superar y, durante la misma, pueden aparecer crisis que conduzcan las relaciones al límite. No obstante, “cuando hay amor, hay solución; la pareja perfecta es aquella que construimos libremente, que no se basa en parejas externas ni en idealismos, donde existe respeto, naturalidad y nos permite ser nosotros mismos”, ha declarado a Europa Press la psicóloga y ‘coach’ Pilar Cebrián, autora del libro ‘Te quiero, luego insisto'(Planeta).

‘Te quiero, luego insisto’ ofrece las claves para “llevar la terapia a la mesilla de noche de cada pareja, porque no todo el mundo es capaz de reconocer un problema de pareja o de saber que existen estrategias para resolver problemas concretos”, ha comentado Pilar Cebrián, quién también ha sido conductora del programa de televisión ‘Mejor llama a Pilar’.

En este sentido, subraya que la pareja perfecta no es aquella que no discute nunca porque “los conflictos son necesarios para la relación y para la rutina; son una oportunidad de cambio e implican comunicación porque ambas personas no se encuentran en una zona de confort y tiene que evolucionar”.

OBSTÁCULOS AL INICIO DE UNA RELACIÓN

Uno de los primeros obstáculos a la hora de comenzar una relación es la comunicación y, tal y como señala la autora en su nuevo libro, esta “tiene que ser sana, que permita expresar lo que necesitamos sin esperar que el de enfrente adivine lo que necesitamos porque parece que nos quiere más si adivina lo que queremos y no es así”.

Por ello, uno de los capítulos más relevantes del libro está dedicado a este apartado. “No te puedes enfadar porque tu pareja no te regale ese reloj tan bonito que quieres, esa sensación termina en manías que pueden acabar con la relación”, ha advertido.

Este problema genera culpabilidad hacia la otra persona al no emitir la conducta que se desea. La clave es centrarse en si te quiere o no por elementos más normales como el respeto o el tiempo que se dedica en hacer cosas en pareja. “Esa es la filosofía, no intentar crear a la otra persona a tu imagen y semejanza, y aceptar las muestras de cariño que tiene hacia ti”, ha recalcado.

Otro de los “monstruos” que suelen aparecer está en uno mismo, porque hay que tener claro la forma en la que se inicia una relación y “si es realmente porque queremos o por cubrir espacios vacíos”. Las prisas al comienzo pueden ser un impedimento para desarrollar una relación sana porque “tenemos que entender que cada persona es distinta y no exigir que actúe de la misma manera que lo haríamos nosotros”.

Por tanto, para conseguir una buena relación y evitar las crisis de pareja hay que evitar la comunicación negativa y tóxica que puede convertirse en un hábito. Además, “es esencial tener espacios individuales y espacios conjuntos porque cada persona debería tener sus momentos y sus pequeños secretos”.

“Hay que tener una vida independiente más allá de la pareja porque si no sales y haces otras cosas, no tienes de que hablar dentro de casa y cada vez la comunicación es más nula”, ha recordado Pilar Cebrián a Europa Press.

PROBLEMAS QUE HAY QUE EVITAR

Uno de los temas estrella que recoge el libro son las infidelidades ya que muchas parejas se preguntan si es posible perdonar. En este sentido, la autora realiza una reflexión sobre el uso de las nuevas tecnologías como factor que potencia este problema, porque funciona como “una especie de moderna celestina que pone a nuestra disposición conocer gente nueva”.

“Comenzamos a charlar, nos distraemos, el contacto aporta aire fresco a nuestra rutina, nos sueltan algún piropo y se propone una quedada inocente. Esta nueva tentación cubre nuestras carencias, pero eso no es algo estable y va a hacer que tu relación se vuelva tóxica porque si quieres rehacer tu vida de verdad con otra persona, primero tienes que terminar con tu actual pareja”, advierte.

No obstante, hay relaciones que no tienen una segunda oportunidad y uno de los factores que provoca esta situación es la pérdida del respeto. “El momento en el que empieza a haber falta de respeto implica que hay falta de amor. Cuando hacemos llorar a nuestra pareja y eso deja de importarnos porque nos molesta, más que nos aporta, es cuando la relación está haciendo aguas”.

En caso de ruptura, el libro también ofrece consejos para superarlo de forma sana y evitar posibles carencias. “La mejor recomendación es cambiar de vida en todo lo que se pueda, porque si haces los mismos hábitos vas a notar esas carencias. Por ejemplo, mudarte de casa y tener ilusión al decorarla, apuntarte a un nuevo grupo de gente con clases de cocina o de baile o algo sencillo como cortarte el pelo”, ha explicado.

EJERCICIOS PARA MEJORAR LA RELACIÓN EN PAREJA

Para salir de la rutina es bueno que se planteen actividades que estimulen y consigan cambiar. Dar la vuelta a los mismos hábitos y convertirlos en complicidad aportará beneficios personales y de pareja que “contribuirán al buen funcionamiento de la relación”.

En primer lugar, “hay que decirle a tu pareja todas las mañanas que es lo que te gustaría que hiciera hoy por ti. Se trata de una crítica constructiva porque, de forma oculta, le estás diciendo ‘por qué esto no lo haces’, y estás cubriendo algo que necesitas”.

De la misma manera, al final del día “se tiene que comentar lo que te ha gustado hoy de tu pareja como, por ejemplo, que llevaba una camiseta muy bonita, que la cena estaba muy rica o que te ha encantado el mensaje que te ha mandado”, ha recomendado Pilar Cebrián porque “si lo hacemos durante más de 21 días se convierte en un hábito”.

Por último, a lo largo del día “hay que darse un abrazo de dos minutos para liberar endorfinas que te van a hacer sentir mejor y para establecer ese hábito de contacto”, ha concluido la experta en relaciones sentimentales, quién ha advertido que “no es fácil mirar hacia dentro y darte cuenta de que aquello que construiste empieza a hacer aguas, pero es necesario”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *