Domingo, 26 Marzo, 2017

Una cicatriz de cuatro puntos… y 150 euros



image_print

Ha durado menos la felicidad a las faldas de Sierra Nevada que una bolsa de chuches en la puerta de una guardería. La llegada de Abel, el empate en Coruña y el triunfo contra el Elche sacaron de la UCI al Granada y lo subieron a planta. Pero el enfermo ha sufrido una nueva recaída y ha regresado a Cuidados Intensivos, con peor pronóstico. Cuatro puntos alejan ya al Granada de la permanencia en Primera División. Nunca, en las tres temporadas y media que acumula el equipo nazarí en la elite, la situación en la tabla había sido tan grave. Y no quiero ser ventajista, pero ya lo avisé. Repasen mis anteriores escritos. Con Caparrós se tiró a la basura una vuelta completa. Repito. Una vuelta completa. 19 jornadas, que tiene narices, por no decir otra cosa. De aquellos barros vienen estos lodos.
El balance con Abel son cinco puntos de doce disputados. Cuatro de ellos logrados ante rivales directos: Deportivo y Elche. En otra coyuntura, hablaríamos de números para no pasar penurias. Pero como se viene de dónde se viene, ya no vale nada que no sea ganar. Y que no se ganar varios partidos de manera consecutiva. Quedan 45 puntos en juego, 24 de ellos en Los Cármenes, y habría que lograr 21 para soñar con la salvación… la empresa es de aúpa. Por eso, cada encuentro en territorio rojiblanco, se llame como se llame el rival, debe ser un infierno del uno al noventa. Hay que dejarse el alma por el equipo hasta que las matemáticas digan que naranjas de la china. Menos mal que el club es el primero en entender la situación límite y ha puesto su granito de arena… ¡Ah, que no!. Que quién no sea socio y quiera ver al Barça que pase por caja y pague ¡150 eurazos! De locos.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Pues muy bien hecho. 150 euros para quien no cree desde el principio o bien quiere ir a ver al Barcelona y no al Granada, es justo.