Miércoles, 18 Julio, 2018

            

Una bonita planta de verano produce un prometedor compuesto contra la diabetes

La diabetes tipo 2 afecta a más de 320 millones de personas a lo largo de todo el mundo

Foto: E.P.
E.P.


image_print

El descubrimiento de la ruta biosintética de un metabolito vegetal sienta las bases para su uso como un medicamento contra la diabetes. Aproximadamente, la mitad de los medicamentos occidentales que se usan hoy en día se derivan de metabolitos de plantas naturales, ya que las plantas producen más de 200.000 de estos metabolitos especializados, pero identificar medicamentos útiles es un desafío y obtener cantidades suficientes para el uso humano plantea un desafío aún mayor.

La diabetes tipo 2, una enfermedad caracterizada por niveles elevados de glucosa en la sangre debido al uso ineficiente del cuerpo de la insulina, afecta a más de 320 millones de personas en todo el mundo. Los medicamentos que se usan comúnmente para tratar la diabetes tipo 2 reducen los niveles de glucosa en sangre al inhibir las actividades de dos enzimas: HPA (alfa-amilasa pancreática), que escinde almidones complejos en cadenas de moléculas de azúcar llamadas oligosacáridos y alfa-glucosidasas, que convierten oligosacáridos en glucosa en el intestino.

Desafortunadamente, la inhibición de las alfa-glucosidasas hace que algunos oligosacáridos no digeridos se mu evan hacia el intestino delgado, lo que produce flatulencia y diarrea. Hace diez años, en un esfuerzo por producir un medicamento para la diabetes que inhibiera específicamente la actividad HPA sin tener efectos secundarios desagradables, los científicos examinaron 30.000 extractos derivados de plantas y otros organismos y encontraron un solo compuesto que se ajustaba a la ley: la montbretina A (MbA) de bulbos subterráneos de la planta ornamental montbretia (‘Crocosmia x crocosmiiflora’).

Desafortunadamente, MbA no se puede producir en grandes cantidades sin comprender la ruta bioquímica y los genes implicados en su biosíntesis, una tarea difícil teniendo en cuenta la diversidad y la complejidad de las vías metabólicas de las plantas.

Científicos de la Universidad de British Columbia y de la ‘Canadian Glycomics Network’, en Canadá, analizaron esta vía crucial, como se detalla en la edición de este mes de ‘The Plant Cell’. Los investigadores descubrieron los primeros tres metabolitos intermedios en la vía de biosíntesis de MbA, incluido un producto llamado mini-MbA, que también inhibe fuertemente la actividad de HPA, así como las cuatro enzimas involucradas en la producción de mini-MbA.

Es importante destacar que cuando clonaron los genes de estas enzimas y las utilizaron para transformar genéticamente el tabaco silvestre, obtuvieron con éxito mini-MbA. Según el científico principal, el doctor Joerg Bohlmann, de la Universidad de Columbia Británica, en Vancouver, “este es un ejemplo fascinante del potencial en gran parte desconocido de metabolismo especializado de plantas que puede conducir a nuevos tratamientos para la mejora de la salud humana”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.