Viernes, 28 Julio, 2017

            

Una auditoría desvela el déficit generado en LIMDECO entre 2010 y 2014

También revela que el número de quejas por la situación de la limpieza en Motril “era más alto con Luisa García Chamorro como alcaldesa”.

El teniente alcalde y responsable de LIMDECO, Francisco Sánchez Cantalejo| Foto: Gabinete


image_print

El teniente de alcalde y responsable de la empresa LIMDECO, Francisco Sánchez-Cantalejo, ha atribuido a la pésima gestión económica del PP el estado actual de las cuentas de la empresa pública de limpieza. Sánchez-Cantalejo ha explicado que el enorme déficit que ha generado el anterior equipo de Gobierno ha lastrado cualquier intento de mejorar el servicio que presta LIMDECO y ha anunciado que se van a adoptar todas las medidas necesarias para solucionar esta complicada situación económica y volver a hacer de la empresa “un referente”.

Francisco Sánchez-Cantalejo ha hecho público el demoledor informe realizado por una empresa externa, una auditoria, ha afirmado el teniente de alcalde, “que deja muy claro el plan del PP para descapitalizar la empresa y, a partir de ahí, prestar peores servicio, desprestigiarla ante la opinión pública y, luego, poder malvenderla”.

Sánchez-Cantalejo ha lamentado que cada vez que se habla de la situación de LIMDECO “el PP intente engañar a los ciudadanos”. El teniente de alcalde ha afirmado que la empresa no ha tenido una gestión estable y equilibrada durante estos últimos cuatro años en los que el máximo responsable ha sido José García Fuentes y ha revelado que incluso el número de quejas por la situación de la limpieza en Motril “ha sido bastante mayor cuando ellos la gestionaban”, argumento que ha sustentado en los números de un registro de quejas disponible en la empresa pública y que arroja datos que reflejan el descontento de los ciudadanos motrileños incluso en los primeros seis meses de 2105, “fecha en la que Luisa García Chamorro era la alcaldesa de Motril”.

“Decir que LIMDECO estaba estabilizada y sin déficit antes de que ellos se marcharan del gobierno es una tomadura de pelo”, ha insistido Francisco Sánchez-Cantalejo, “y esto se puede comprobar en un informe realizado por una auditoría independiente y externa, encargado por ellos mismos en fecha de 31 de diciembre de 2014”.

“Los datos que contiene este documento son demoledores y, por eso, el anterior equipo de Gobierno lo mantuvo encerrado bajo llave. Según este informe la empresa LIMDECO se encuentra en quiebra. La única diferencia con respecto al año pasado es el ultimátum que la ley impuesta por el Gobierno Central hizo. La legislación marca que todas las empresas públicas que estén en déficit a fecha de 31 de diciembre de 2015 deben de disolverse obligatoriamente”, ha añadido el teniente de alcalde.

Según ha informado Francisco Sánchez-Cantalejo, el informe contratado por el Partido Popular “explica un significativo aumento anual del déficit”. Además, ha evidenciado que los gastos ocasionados por los recargos e intereses de demora de la gestión anterior “están costando a todos los motrileños más de cuatro millones de euros”.

“La auditoría refleja que el déficit de 2010 era de 1.378.591,59 euros; En 2011 la cifra asciende a 1.560.644,38 euros; 2012 se cierra con una pérdida de 3.391.362,07 euros; Al siguiente año encontramos 2.004.547,26 euros; y, finalmente, en 2014 el déficit es de 1.285.723,03 euros. Estas cifras son acumulativas de un año para otro, es decir, esas deudas se suman para el año siguiente. Así la diferencia entre los bienes y los gastos de LIMDECO ascienden a más de 11.070.003,16 euros de déficit a fecha de 31 de diciembre de 2014. Además, han querido eliminar LIMDECO no sólo mediante esta deuda sino también con la reducción de la plantilla, que se visto mermada en más de 60 trabajadores en desde 2010”, ha indicado el teniente de alcalde y responsable de LIMDECO.

Sanchéz-Cantalejo ha subrayado que si alguien ha intentado descapitalizar LIMDECO “ha sido el anterior equipo de Gobierno del Partido Popular”. Y ha insistido en que esta actuación no ha sido casual “sino que responde a una clara estrategia ideada por el PP de Motril que se compone de varias fases: Primero, descapitalizan una empresa pública para, en un segundo paso, empeorar el servicio. Esto nos lleva a la tercera fase, en la que han intentado poner a la opinión pública motrileña en contra para así, finalmente, poder privatizar este servicio público. Lo que les ha fallado es que han perdido el Gobierno de la ciudad, con lo que no han podido llevar a cabo este plan. Ahora nos toca a nosotros arreglar este entuerto en el que han metido a todos los motrileños”.

“No nos hemos quedado con los brazos cruzados. Hemos puesto desde el primer día todas las medidas necesarias para solucionar esta complicada situación. Tenemos un equipo de técnicos en el Ayuntamiento que, incluso, se están apoyando en asesorías externas para buscar una respuesta a este problema. Somos conscientes del duro trabajo que tenemos por delante pero desde el equipo de Gobierno deseamos salvar LIMDECO ya que estamos firmemente convencidos de que es la mejor manera de tener un servicio de limpieza de calidad para Motril”, ha concluido Francisco Sánchez-Cantalejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *