Lunes, 23 enero, 2017

Una alimentación saludable puede reducir el riesgo de parto prematuro

Los investigadores también recopilaron información sobre su edad, peso, número de hijos, formación académica y nivel de ingresos de estas mujeres, así como de sus hábitos de vida

Agencia


image_print

Investigadores del Instituto Noruego de Salud Pública, del Hospital Universitario Sahlgrenska y la Universidad de Goteborg, en Suecia, aseguran que una dieta rica en frutas y verduras, legumbres, cereales y pescado puede ayudar a las embarazadas a reducir su riesgo de tener un parto prematuro, antes de la semana 37 de gestación.

En el estudio participaron unas 66.000 mujeres que durante su embarazo completaron un amplio cuestionario en el que tenían que precisar lo que habían comido y bebido en todo este periodo.

En virtud de su alimentación establecieron tres grupos: ‘prudente’ (con alto consumo de verdura, fruta, cereales, frutos secos, yogures, agua, etc.); ‘tradicional’ (con una alimentación rica en pescados, patatas o verduras cocidas, salsas, margarina, etc.), y ‘occidental’, con más consumo de aperitivos dulces o salados, patatas fritas, carne, galletas o bollos).

Los investigadores también recopilaron información sobre su edad, peso, número de hijos, formación académica y nivel de ingresos de estas mujeres, así como de sus hábitos de vida (incluyendo datos de actividad física, consumo de tabaco o alcohol). También se tuvieron en cuenta los antecedentes de parto prematura en su familia.

Al comparar todos los datos, vieron que el grupo de mujeres con una dieta más ‘saludable’ tuvieron un riesgo aproximadamente un 15 por ciento menor de tener un parto prematuro en comparación con las que comían peor, una correlación que se mantuvo con independencia de otros diez factores que a priori también aumentan el riesgo de dar a luz antes de tiempo.

“Las mujeres embarazadas tienen muchas razones para optar por una dieta saludable pero ésta es la primera vez que podemos relacionar estadísticamente los hábitos saludables en la alimentación con un menor riesgo de parto prematuro”, ha reconocido Linda Englund-Ogge, de la Academia Sahlgrenska, una de las autoras del estudio.

Esta experta reconoce que no resulta dañino comer de vez en cuando algo no saludable, pero avisa de que los resultados de su estudio son una prueba de que “las recomendaciones alimenticias son importantes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *