Miércoles, 26 Julio, 2017

            

Un tribunal popular juzga hoy a un hombre acusado de asesinar a su hermano a golpes y puñaladas



image_print

Un tribunal popular juzgará desde hoy en la Audiencia Provincial de Córdoba a un hombre, de 45 años y vecino de Córdoba, para el que el fiscal pide 19 años de prisión, como presunto autor de un delito de asesinato, ya que mató a golpes y puñaladas a uno de sus hermanos en el domicilio familiar.

Así, según recoge la calificación del fiscal, a la que ha accedido Europa Press, el acusado se enfrentará a un juicio con jurado en la Sección Segunda de la Audiencia cordobesa por supuestamente haber asestado a uno de sus hermanos varias puñaladas con un gran cuchillo de cocina, tras haberle debilitado previamente al golpearle en la cabeza con el bastón de la madre de ambos.

El acusado residía con tres de sus hermanos y su madre en el domicilio de ésta última desde su salida de prisión, en marzo de 2008, después de haber sido condenado por un delito de lesiones a su madre y a uno de sus hermanos, que no era al que luego dio muerte.

La convivencia familiar, según el relato del fiscal, “resultaba muy difícil, debido a la actitud agresiva que presentaba el acusado, dado que se encontraba siempre dispuesto a discutir con su familia, momentos en los que aprovechaba para insultarlos y manifestarles su intención de causarles la muerte”.

Así las cosas y a pesar de que pesaba sobre él una condena de prohibición de acercamiento a su madre, el acusado regresó al domicilio familiar sobre las 14,00 horas del día 23 de agosto del pasado año y comenzó de nuevo una disputa con sus hermanos, con el que ya lesionó anteriormente y con el que luego asesinó, manifestándoles que los iba a matar. Poco después se marchó, dirigiéndose sobre las 16,00 horas a un bar, lugar donde le manifestó a un conocido que estaba muy mal con su familia y que le iba a dar una paliza a su hermano.

EL BASTÓN DE LA MADRE

Posteriormente, sobre las 20,00 horas del mismo día, el acusado regresó al referido inmueble y comenzó a encararse con su hermano y con su madre, hasta el punto de que le dijo a la mujer que iba a escupir sobre su tumba. En ese momento el hermano del homicida decidió llamar a su hermano mayor por teléfono pero el acusado se lo impidió, dándole una bofetada. Cogió a continuación el bastón de su madre y le pego con él en la cabeza a la mujer y posteriormente golpeó también a su hermano, rompiéndole el bastón en la cabeza.

A la vista del cariz de los acontecimientos, el agredido, “muy debilitado por los golpes en la cabeza, intentó huir del domicilio, pero el acusado, cogiendo el mayor cuchillo que se encontró en la cocina y con ánimo de acabar con la vida de su hermano, consiguió retenerlo en el portal y cerrando la puerta del bloque de pisos lo sujetó fuertemente desde atrás por el cabello, propinándole una puñalada en el brazo y al menos tres puñaladas más en el tórax”.

En concreto, la víctima fue apulañada por su hermano en el esternón, en la axila y en el hemitórax derecho, “siendo la última puñalada de gran profundidad, desplomándose el agredido a consecuencia de la gran pérdida de sangre, hasta que, finalmente, falleció”, a consecuencia de “un shock hemorrágico por una lesión de la arteria aorta producida por la herida inciso-punzante del hemitórax derecho”.

El fallecido contaba en el momento de su muerte con 42 años y no tenía hijos ni esposa. Su padre había fallecido y convivía con su madre y tenía cuatro hermanos, además del autor de su muerte, los cuales no dependían económicamente de él.

El acusado, que está en prisión preventiva desde el pasado 25 de agosto, “al tiempo de cometer los hechos había consumido varias bebidas alcohólicas, las cuales le produjeron un estado de embriaguez ligera, pero que no le impedían conocer la ilicitud del hecho y actuar adecuadamente”, según la calificación del fiscal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *