Jueves, 21 Septiembre, 2017

            

Un total de 4.478 de personas tratan su drogodependencia en Granada | Vídeo

La Junta invertirá 222 millones de euros en el III Plan Andaluz de Drogas y Adicciones

Consumo de drogas entre jóvenes | Foto: Archivo GD
Anna Aquilino García | @annaaquilino


image_print

En la provincia de Granada, son un total de 4.478 personas las que se encuentran en tratamiento por dependencia a algún tipo de droga, de ellos, la mayoría son hombres. En Andalucía, esta cifra asciende a los 38.695 pacientes, de los cuales, un 20% se encuentran en situación de exclusión social, tal y como han informado Purificación Gálvez, secretaria general de Servicios Sociales y el delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Higinio Almagro.

Dado este problema tanto en la provincia como en el conjunto de la región, la Junta de Andalucía ha presentado la tercera edición del Plan Andaluz de Drogas y Adicciones para dar respuestas a todas aquellas personas que se encuentran en situación de dependencia.

El programa cuenta con un presupuesto de 37 millones de euros anuales, lo que significa una inversión total de 222 millones de euros durante los 6 años de vigencia que tiene el plan. Estos fondos irán destinados a tres áreas de actuación principales, según palabras de Gálvez, “en primer lugar la prevención, siguiendo con un sistema de atención sanitaria y acabando por la incorporación y reinserción social de las personas tratadas”.

LA DROGODEPENDENCIA EN GRANADA

En la provincia son más de 11 los centros que están destinados a la cura de personas dependientes a algún tipo de droga y en ellos trabajan un total de 109 profesionales que dan respuesta a todos los que necesitan ayuda para salir del consumo de estupefacientes.

Entre los centros, en Granada se encuentra una unidad de desintoxicación hospitalaria, un punto de referencia a nivel andaluz, ya que en la comunidad hay tan sólo dos centros de este tipo.

El perfil medio de consumidor, según ha manifestado Almagro, es un hombre de unos 37 años, aproximadamente, que consume sustancias psicoactivas, que está parado y que tiene un bajo nivel de estudios. “Este tipo de personas suelen acudir a tratamiento voluntariamente”, ha comentado el delegado, quien ha apuntado que “el porcentaje de éxito es mayor si los pacientes tienen la voluntad de dejar de consumir”.

COLECTIVOS VULNERABLES

Purificación Gálvez ha manifestado que lo nuevo de esta renovación del Plan es el hincapié que pretenden hacer en la prevención, especialmente en aquellos grupos más vulnerables como los jóvenes: “es importante trabajar con los adolescentes para evitar caer en el consumo, para ello intervendrá también en el proyecto la Conserjería de Educación”.

Las mujeres también son un foco de interés ya que “son víctimas de una triple discriminación, la que se le hace por el hecho de ser mujer y drogodependiente, así como el rechazo social que sufren”, ha apuntado la secretaria.

Gálvez ha concluido poniendo énfasis en la necesidad de actuar sobre las nuevas drogas, de conocerlas y analizarlas para saber su alcance y consecuencias para erradicarlas especialmente entre los jóvenes, principales consumidores de estas drogas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *