Jueves, 27 Julio, 2017

            

Un punto para salir del descenso (1-1)

El Granada empató ante el Espanyol un encuentro en el que estuvo por delante hasta el minuto 82 y con uno menos, por la expulsión de Barral, desde el minuto 27

Foto: Davinia PG
Román Callejón | @RomanCallejon


image_print

Gran partido del Granada CF que a punto estuvo de conseguir una victoria épica. Los de José González terminaron empatando un partido en el que fueron superiores en juego y en llegadas, aunque no terminaron de sentenciar una ventaja que Rochina consiguió al borde del descanso.

Al final, jugar con uno menos durante más de 6 minutos pasó factura y el Espanyol terminó igualando el choque en una jugada aislada de contraataque provocada por una pérdida de Biraghi y un tanto en propia puerta de Miguel Lopes.

El comienzo del duelo fue dubitativo por parte del Granada CF, que no estuvo fino. Realizó un juego lento y previsible que el Espanyol controló con relativa facilidad.

Los de González tan solo protagonizaron un acercamiento con cierto peligro por parte de Success, quien pisó área pero no acertó a salvar a su par con un potente pero inservible disparo.

El Arabi también pisó área y remató con pierna izquierda un pase interior de Biraghi, aunque el marroquí se resbaló y el esférico salió muy desviado.

Los pericos, por su parte tuvieron más intención en su juego, fueron más verticales y protagonizaron alguna jugada por banda derecha que inquietó a la defensa rojiblanca. Biraghi no acertó a gestionar bien las penetraciones de Hernán Pérez, quien le ganó la partida en varias ocasiones gracias, en parte, a algún balón en profundidad que ganó la espalda del defensor italiano.

En este escenario donde el fútbol era poco fluido y ambos contrincantes esperaban más el fallo del rival que el propio acierto, llegó la expulsión de David Barral por doble amarilla. El delantero gaditano dejaría a su equipo con uno menos por más de 60 minutos al cometer dos faltas muy similares; Barral metió el codo en dos ocasiones directamente al rostro de dos jugadores pericos.

Curiosamente, el Granada CF comenzó a jugar mejor con diez que con once. Llegaron así las mejores ocasiones de los locales y también el gol de Rochina, en un momento en el que arrojaba un jarro de agua fría sobre el plantel espanyolista.

El atacante valenciano aprovechó un rechace que se produjo tras una jugada de Success dentro del área, donde el cuero salió rebotado hacia la meta de Pau López y el atacante valenciano del Granada, el más listo de la clase, llegó al anticiparse a la defensa perica y a su propio compañero El Arabi, quien se encontraba en fuera de juego pero, con mucha vista, no participó en la jugada. Rochina solo tuvo que empujar el esférico hasta el fondo de la red y colocar el 1-0 en el marcador.

La segunda mitad comenzó con el Granada dominando el partido y creando numerosas ocasiones de peligro, especialmente a la contra con las internadas de Success. Lamentablemente para los rojiblancos, el atacante nigeriano no estuvo acertado en la toma de decisiones y no plasmó ni en gol, ni en asistencias, ninguna de sus acometidas.

El Espanyol se vio desbordado por el buen hacer de la plantilla de José González, que fue dirigida con mucho criterio por su capitán de la jornada, Rubén Rochina. El valenciano no solo fue al autor del tanto, sino que se multiplicó en la zona de creación y controló la contienda. Dio pases muy valiosos, aguató la pelota cuando debió y la soltó cuando era oportuno.

A medida que pasaban los minutos, el Espanyol no atinaba a darle la vuelta al control que el Granada estaba ejerciendo. Galca movió banquillo y buscó refresco en ataque con Mamadou, pero el atacante perico no alcanzó a recibir ningún balón. Los blanquiazules no dispararon a la portería de Andrés Fernández hasta el minuto 80, cuando al recién incorporado Mamadou le llegó su primera pelota, un centro de Hernán Pérez desde la izquierda. El testarazo del espanyolista se envenenó, pero Andrés desvió a córner.

Esta fue la única ocasión de los del Galca, junto con la de gol del empate. Una pérdida de Biraghi provocó una contra que terminó con un pase de Hernán Pérez desde la izquierda que tocó en Miguel Lopes, con tan mala fortuna que el cuero salió rechazado entre los tres palo y pilló a Andrés Fernández a contrapié. El murciano no pudo evitar el tanto de la igualada (1-1).

No dio tiempo para mucho más y el Granada tuvo que conformarse con un punto que, si bien le valió para eludir los puestos de descenso, supo a poco, dado el buen juego y la casta que propusieron sobre el césped.

FICHA TÉCNICA

Granada CF: Miguel Lopes, Lombán, Ricardo Costa, Biraghi; Rubén Péres, Dououré, Rochina (Krhin, min. 92), Success (Edgar, min. 74); Barral, El Arabi.

RCD Espanyol: Pau; Javi López, Álvaro, Roco, R. Duarte; O. Duarte, Abraham; Hernán Pérez, M.Asencio (Salva Sevilla, min 84); Burgui (Mamadou, min. 69), Gérard.

Goles: 1-0: Rochina, min. 40; 1-1: Miguel Lopez, min. 82 (p.p)

Árbitro: José Luis González González (colegio castellano-leonés). Expulsó a Barral pr doble amarilla (min. 4 y 27), y amontestó a Biraghi (min. 45), Lombán (min. 54), Rochina (min. 78), Andrés Fernández (min. 79), por parte de los locales, y a Oscar Duarte (min. 49), Rubén Duarte (min. 57), por parte de los visitantes

Incidencias: encuentro perteneciente a la Jornada 29 de la Liga BBVA entre el Granada CF y el RCD Espanyol, disputado en el Estadio Municipal Nuevo Los Cármenes ante 16.321

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *