Martes, 23 Mayo, 2017

Publicidad

Un programa corto, pero intenso en calidad, mantiene el Festival de Jazz de Granada

Más de 7.000 espectadores han asistido a las más de 40 actividades de la trigésimo quinta edición del Festival Internacional de Jazz, tercero en antigüedad en España y uno de los más veteranos de Europa.



image_print

Durante el mes de noviembre el jazz ha inundado con sus sonidos el área metropolitana de Granada. El Programa Central del Festival de Jazz de Granada ha alcanzado más del 90 % de ocupación con todos los abonos vendidos en un solo día y varios de los conciertos agotados.

Más de 7.000 espectadores han asistido a las más de 40 actividades de la trigésimo quinta edición del Festival Internacional de Jazz, tercero en antigüedad en España y uno de los más veteranos de Europa, producido por la Oficina Técnica de los Festivales de Jazz y organizado por el Ayuntamiento de Granada y Diputación de Granada.

La presencia internacional del Festival llegó con Branford Marsalis que fue el encargado de inaugurar esta edición y de Tom Harrell, que ofreció un único concierto en España. Javier Colina Cuarteto, Chano Domínguez y Niño Josele completaron las actuaciones del Festival que contó además con un proyecto especial la Ool Ya Koo Big Band, integrada por músicos de toda España, y dirigida por Ramón Cardo, con el respaldo de la SGAE.

El Festival se ha visto enriquecido con numerosos conciertos programados por los locales y clubs de la ciudad que han contado con una notable afluencia de público y acercado el jazz a un público heterogéneo que ha disfrutado del ambiente del Festival durante todo el mes de noviembre. El 65 % del público asistente del Festival es granadino, mientras que un 35 % ha venido de otras provincias españolas, principalmente de Madrid, Barcelona, Málaga y Sevilla.

El director del Festival Jesús Villalba, además de expresar su agradecimiento a las entidades organizadoras, lamentó la salida de la Junta de Andalucía del Festival de Jazz que después de estar presente desde sus inicios, “ha puesto en serio peligro su continuidad”, destacando que “hay que seguir luchando por mantener un Festival importante y cargado de historia por el que han pasado todos los grandes nombres del jazz. En estos tiempos de crisis es cuando más se deben de racionalizar los presupuestos y apostar y potenciar por los eventos culturales que son rentables para la ciudad y difunden el nombre de Granada a nivel nacional e internacional, como es el caso del Festival de Jazz de Granada”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *