Sábado, 21 enero, 2017

Un paso más para la creación de vida sintética

Según explican los expertos, el movimiento de las gotas de aceite en el agua funciona como máquinas químicas primitivas: transferencia de energía química en energía cinética



image_print

En la Universidad de Glasgow ha dado un importante paso hacia la posibilidad de crear vida sintética con el desarrollo de una forma de evolución artificial, con un sencillo ‘juego’ de química y sin ADN.

En un trabajo publicado en la revista ‘Nature Communications’, los expertos aseguran haber logrado crear un sistema químico que evoluciona. Para este proceso han utilizado una ayuda ‘robótica’, especialmente diseñada en base a una impresora 3D, barata y fácil de controlar, además de un ‘almacén’ en el que se conservan 225 gotas de aceite –de diferentes mezclas de compuestos químicos– mezcladas con agua.

Según explican los expertos, el movimiento de las gotas de aceite en el agua funciona como máquinas químicas primitivas: transferencia de energía química en energía cinética. El robot utiliza una cámara de vídeo para controlar, procesar y analizar el comportamiento de las 225 gotas diferentes, identificando su composición y una serie de características distintas, tales como división, vibraciones o agrupación.

Estas tres características son las que han servido a los científicos para considerar a las gotas ‘aptas’ para continuar en la siguiente fase de la investigación. El robot ha clasificado las ‘poblaciones’ de gotas más semejantes, en cuanto a su comportamiento. Este grupo fue el elegido para que se le incorporara una segunda generación de gotas y para regresar a un nuevo proceso de selección robótica. Así hasta 20 repeticiones.

Tras todos estos ‘exámenes’ robóticos, los investigadores encontraron que las gotas se hicieron más estables, imitando la selección natural de la evolución.

El autor principal del trabajo, Lee Cronin, ha destacado que “esta investigación está en una fase inicial pero ha demostrado que el sistema diseñado es capaz de facilitar un proceso de evolución, por lo que podría en el futuro crear modelos para realizar tareas específicas, tales como la división”.

“En los últimos años, hemos aprendido mucho sobre el proceso de la evolución biológica a través de simulaciones por ordenador. Sin embargo, esta investigación ofrece nuevas formas de ver los orígenes de la vida, así como la creación de nuevas formas de vida químicas simples”, ha añadido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *