Sábado, 21 enero, 2017

Un paseo por los carriles bici de Granada

Granada supera los treinta kilómetros de carril bici, lo que permite a los usuarios cruzar toda la ciudad o acceder a importantes zonas como el PTS en poco tiempo

Dos mujeres transitan el carril bici de Camino de Ronda | Foto: Nacho Santana
Nacho Santana | @NachoSantana_27


image_print

En 1817, el alemán Karl Drais inventó el que es considerado el primer modelo de bicicleta. En el año 2016, ésta sigue representando un modo de transporte ecológico, práctico y beneficioso para la salud de quien la utiliza.

Conscientes de estas ventajas y la agilización del tráfico que supondría en ciertos casos y aspectos determinados, el Ayuntamiento de Granada y la Junta de Andalucía se han propuesto trabajar codo con codo para la creación de una mesa de trabajo para fomentar el uso de la bicicleta en la ciudad de la Alhambra.

El objetivo de esta mesa no será otro que el de promover la movilidad sostenible e implementar un sistema de transporte en el que la bicicleta quede plenamente integrada, facilitando la labor a aquellos ciudadanos que opten por recorrer la ciudad en este vehículo.

Actualmente, el área metropolitana de Granada cuenta con más de treinta kilómetros y medio de carril bici a disposición de los vecinos que deseen utilizarlo. Esta ‘alfombra roja’ se reparte a lo largo de la ciudad en un total de doce rutas que cubren áreas de la importancia del Parque Tecnológico de la Salud o la zona Norte.

Carril bici doble sentido

Carril bici de doble sentido en Granada | Foto: Nacho Santana

Por extensión, la ruta más corta en este tipo de carriles es la de la Avenida de América, que cuenta con aproximadamente 360 metros de longitud. Sin embargo, este hecho no resulta extraño, ya que sirve de apoyo para el carril compartido entre autobuses y bicicletas que cubre la ruta desde Andrés Segovia hasta la calle Poeta Manuel de Góngora, que conecta la zona del Palacio de Deportes con el río Genil, atravesando el Zaidín. Esta última ruta cuenta con algo más de tres kilómetros de longitud de espacio dedicado a los ciclistas.

Otra ruta de algo más de 530 metros de longitud recorre el río Monachil para conectar los carriles bici del río Genil (más de un kilómetro y medio) y el Parque Tico Medina. Este último inicia su trayecto frente al Hospital de la Inmaculada, para atravesar el Parque que da nombre al carril antes de volver sobre sus pasos ya en Armilla. El recorrido tiene una longitud total de casi un kilómetro y medio.

El Genil cuenta, además del ya mencionado, con otro carril bici más a su vera que transita cerca de su orilla por la zona del complejo deportivo Bola de Oro y el Serrallo, añadiendo cerca de setecientos metros más al recorrido transitable en bicicleta en el área metropolitana.

El carril bici más conocido de Granada puede ser probablemente el que recorre la calle Camino de Ronda, que cuenta con una extensión aproximada de 1.40 kilómetros transitables en el vehículo de dos ruedas, siempre regulados por semáforos específicos para evitar posibles colisiones con turismos.

Semáforo carril bici

Uno de los semáforos específicos para bicicletas | Foto: Nacho Santana

Un carril especialmente transitado – sobre todo durante el curso escolar – es el que recorre la zona de Cartuja, permitiendo a los universitarios desplazarse hasta las universidades de una manera más rápida y cómoda, fomentando así que utilicen tipos de movilidad sostenible sin que su asistencia a clase se resienta en absoluto. Con sus casi dos kilómetros de longitud, este carril es una de las aspiraciones vitales en Granada para facilitar la estancia de los universitarios, una de las principales fuentes de dinero en una ciudad tan joven.

También es de gran importancia la ‘alfombra roja’ que conecta Granada con Churriana, dando inicio en la Circunvalación. Algo más de tres kilómetros componen este carril que hace más accesible el traslado a la capital granadina. Junto a él, se encuentra el carril bici de Circunvalación, que consta de más de cuatro kilómetros, cogiendo el relevo de la ruta del Parque Tico Medina y llevándola hasta la carretera de Málaga, cerca de la zona Norte de la ciudad.

Es precisamente en esta zona donde se encuentra el carril bici más largo de todo el área metropolitana de Granada, y es que consta de aproximadamente seis kilómetros de espacio transitable especialmente designado para las bicicletas. Tomando el relevo al carril anterior en la zona de la Chana, la ruta lleva hasta el Parque Nueva Granada, en la zona norte de la ciudad, atravesando las zonas de Joaquina Eguaras y Casería de Montijo.

Finalmente, el carril bici que más puede ayudar actualmente a los granadinos podría ser el del Parque Tecnológico de la Salud. Con aproximadamente una longitud de cinco kilómetros y medio, este carril ayuda a los estudiantes a acceder al nuevo campus de la salud, pero también facilita el acceso al nuevo hospital, repercutiendo positivamente en la ciudad de forma directa.

Este es el mapa de los carriles bici del área metropolitana de Granada:

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Pues a mí me gustaría añadir algunas cosas, puesto que la “alfombra roja” en granada deja mucho que desear en muchos aspectos que aquí no se mencionan…parece como si se quisiera “echarle flores” a alguien que no supo hacer bien su trabajo a su tiempo.

    Podría empezar por el primero que se construyó. Al linde de la circunvalación, un lugar con “poco” tráfico de bicicletas, y el cual sólo sirvió para que grupos de “niñacos” se dedicáran a robarles la bici a la gente que hacían uso del carril, que se usaba más como carril “deportivo” o de ocio, que como carril de transporte…

    Sigo con el carril del camino de Purchil dirección Churriana de la Vega, que yo uso con bastante frecuencia, un carril estrecho, con una dejadez terrible respecto a su limpieza, lo cual lo hace más estrecho debido a la cantidad de broza acumulada, y en el que(no puedo llegar a entenderlo…), como si de una acera peatonal se tratase, uno se encuentra un desnivel cada 50 metros de recorrido, para que tractores y demás maquinaria no “sufran” al entrar en sus campos, que abundan en ese trayecto…algo q se podría haber arreglado dejando el carril al mismo nivel que la carretera, imitando a otros lugares con más práctica en el uso de carriles bici.

    Para terminar, ¡nuestra última adquisición! El maravilloso “carril aparcamiento contenedor de basuras” del que podemos disfrutar en nuestro Camino de Ronda…eso sí, con SEMÁFOROS dedicados en zonas donde inexplicablemente ni siquiera hay carril…transitado mayormente por peatones, algunos con sus carricoches como si fuera un camino de baldosas amarillas, lo cual es normal, ya q el carril está situado sobre la acera, al mismo nivel,… y a los humanos nos gusta perseguir flechas…un carril lleno de obstáculos, q desaparece y vuelve a aparecer, donde los bordillos de los pasos de cebra están afilados a conciencia, donde se habrán gastado un buen taco en hacer una chapuza monumental que estorba más que ayudar al ciudadano…

    Más que “echarle Flores” al que diseñó esta chapuza que llamamos carril bici en Granada, yo le montaba un crowdfunding para pagarle un viaje instructivo a Holanda o Dinamarca para ver cómo se hacen las cosas antes de volver a dejarle meter mano otra vez en ningún sitio.