Martes, 17 Octubre, 2017

            

Un parón a medida de los lesionados e imprescindibles

El calendario concede un respiro a aquellos que arrastraban molestias o que acumulan muchos minutos en el tercio de Liga disputado hasta ahora



image_print

Cuando la pasada jornada finalizó, y los resultados permitieron al Granada conservar el octavo puesto logrado con su victoria ante el Málaga en el Nuevo Los Cármenes, dos sentimientos se entremezclaron entre los aficionados y la prensa granadina. Por un lado, el lamento de que el parón liguero llegara justo en el mejor momento del equipo, en el punto álgido de la temporada rojiblanca. Por otro, la felicidad y tranquilidad que daba el hecho de tener una semana de descanso dentro del campeonato en la que nada variará, y que servirá para disfrutar del rédito obtenido por haber cumplido con creces con los objetivos del primer tercio de la campaña.

Además, para ciertos jugadores de la plantilla, el parón ha venido en el momento justo. Éste es el caso de los tocados y lesionados, o aquellos que aún no habían podido participar de inicio aún, al haberse recuperado hace muy poco de sus problemas físicos. Éste es el caso de Mainz, Murillo, Piti, Dani Benítez, e incluso de Migue García.

Respecto a Piti, es difícil predecir si el parón supondrá un corte drástico en su entrada progresiva en la dinámica del grupo, o si -por el contrario- le otorgará el tiempo suficiente para asegurar que su vuelta y su participación se produzca de manera continuada y definitiva. El propio jugador ha reconocido que sus ganas de volver y el hecho de forzar su reaparición ha podido resultar contraproducente, por lo que ahora goza de una semana más de margen para su puesta a punto. Más clara parece la situación de Dani Benítez y Migue García, que aún no habían disputado minutos ni con el primer equipo ni con el filial, respectivamente, desde que se produjeran sus lesiones musculares. Además, la semana de parón y de encuentros internacionales suelen traer consigo una mayor carga física, lo que prepara a estos futbolistas mejor de cara a su retorno a la competición.

En el caso del central madrileño, el partido del Málaga llegaba justo al límite de su umbral de dolor. Mainz ya había expresado sus molestias en la zona abdominal, que trascendían de la mera práctica deportiva y le incomodaban en el desarrollo de su vida cotidiana. Por ello, y a pesar de que entró en la primera lista de 19 futbolistas, acabó siendo el descartado de Lucas Alcaraz para el choque del pasado viernes, y afronta este intermedio en la competición como un colchón de tiempo para volver al 100% de sus condiciones.

Lo de Jeison Murillo -en cambio- no parecía tan grave, aunque también parece seguro que usará esta semana para olvidar las molestias que arrastraba desde el golpe sufrido en su rodilla en el último entrenamiento previo a la visita blanquiazul a Los Cármenes. Además, el defensor colombiano acumula once encuentros consecutivos siendo de la partida, y desde que alcanzó la titularidad desde el tercer partido de Liga, lo ha jugado absolutamente todo, y es ya el quinto futbolista más utilizado de la plantilla, por lo que el descanso debe servirle para recargar las fuerzas y volver en plenitud de potencial físico.

En la misma línea se encuentran los ‘intocables’ de Alcaraz, los cuatro jugadores que se encuentran por delante de él en la tabla de minutos disputados: Roberto, Nyom, Brayan Angulo e Iturra. Todos ellos superan los 1.000 minutos de juego, y se benefician ahora de un respiro merecido y muy conveniente, ya que sólo Nyom ha de viajar con su selección.

Así pues, el Granada espera que esta semana de descanso liguero le conceda el privilegio de contar de nuevo con la plantilla completa, y permitir que todos sus jugadores lleguen a la preparación del viaje al Camp Nou con las pilas cargadas y completamente aptos para volver al ritmo de competición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *