Lunes, 10 de Diciembre de 2018

            

Un líder que no conoce la derrota a domicilio

El Covirán Granada se enfrenta este sábado al Força Lleida, el primer clasificado de la LEB Oro, que llega tras haber encadenado cuatro victorias consecutivas | El conjunto ilerdense es el que menos puntos ha recibido de la categoría

Lance de un encuentro del Força Lleida | Foto: Twitter oficial Força Lleida
Chema Ruiz España | @Chema_Ruiz22


image_print

Viajar al Palacio de los Deportes no parece ser una preocupación para el Força Lleida. El próximo rival del Covirán Granada ha ganado todos los partidos que ha disputado a domicilio, un rendimiento que, en gran medida, le ha permitido escalar hasta la primera posición, donde, además, guarda la mejor racha de la categoría, con cuatro triunfos consecutivos.

El renovado conjunto ilerdense está rindiendo en este comienzo de campaña muy por encima de lo que, a priori, se podía esperar. El cuadro dirigido por Jorge Serna partía como uno de los rivales a batir en la lucha de la permanencia, una meta que aún se mantiene como objetivo teórico. Pero sus seis triunfos en los primeros siete encuentros parecen haberle descartado de esta pelea y situarle en cotas más altas.

Y todo, principalmente, gracias a su faceta defensiva. El cuadro catalán, pese a que no ha sumado grandes registros ofensivos, es el equipo que menos puntos ha recibido de la categoría (472), una circunstancia que, a su vez, tiene como consecuencia el que ninguno de los doce jugadores que tiene en plantilla destaque especialmente en el ámbito individual.

De manera interna, son varios de los nueve fichajes que ha realizado el Força Lleida este verano los principales pilares del equipo. En concreto, el jugador que sobresale por encima del resto en la plantilla ilerdense es Fredetic Stutz, que, con sus 63 puntos anotados, 35 rebotes y nueve asistencias en los siete partidos que ha disputado, ha acumulado 80 de valoración.

Le sigue en este último apartado Filip Djuran, con 71 de valoración. El alero serbio es el máximo anotador del cuadro ilerdense, con 86 puntos, un registro que adorna con 20 rebotes totales y nueve asistencias. Adrián Chapela, por su parte, es el máximo asistente del cuadro catalán, con 12 asistencias, mientras que Massine Fall iguala a Stutz como mejor reboteador del Força Lleida, con 35 rebotes totales recogidos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.