Domingo, 28 Mayo, 2017

Un informe de los técnicos de la Junta confirma la denuncia sobre irregularidades en la Zona de Ocio del Serrallo Plaza

Los técnicos certifican que se utilizó una zona declarada como "verde" en el PGOU para construir un discoteca y una tirolina.

Román Callejón @RomanCallejon


image_print

En la mañana de ayer, el concejal y portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Granada, Paco Puentedura, realizó una valoración sobre un informe realizado por la Dirección General de Urbanismo de la Junta de Andalucía, que depende la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, sobre la Zona de Ocio del Serrallo.

Según el concejal de izquierdas, “el informe confirma la denuncia que se presentó en la fiscalía sobre las irregularidades urbanísticas que se habían cometido por parte del Ayuntamiento de Granada en la zona de Ocio del centro comercial Serrallo Plaza”, recogido en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) como Sistema General de Espacio Libres nº11.

Dicho informe corrobora los datos de una denuncia que “señala directamente a la concejal de urbanismo, Isabel Nieto, como al alcalde de Granada, como la cúpula del área de urbanismo en la ciudad”.

Puentedura informó de que “hay abiertas diligencias penales por parte de la fiscalía provincial de Granada” – la fiscal delegada de medio ambiente, urbanismo y patrimonio histórico-, quien pidió varios informes sobre este asunto -alguno de ellos directamente a la Dirección General de la Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía-, que han confirmado los términos de la denuncia.

DELITOS URBANÍSTICOS

En su comparecencia, Paco Puentedura, comunicó que “el informe de los técnicos de la Junta arroja datos claros de que la Zona de Ocio del Serrallo Plaza se encuentra en situación totalmente irregular, con varios delitos urbanísticos, sobre los cuales el Ayuntamiento de Granada no ha podido argumentar su legalidad”.

Este texto presentado la semana pasada por los especialistas de la administración andaluza, “supone una base sólida para la fiscalía para presentar una denuncia, aunque es pronto para hablar de penas, sin embargo, este hecho no deja de ser una investigación del ministerio fiscal al Ayuntamiento de Granada”, aseguró Puntedura, quien añadió que “todavía quedan asuntos urbanísticos en Granada bastante turbios”.

El concejal de IU expuso las diferentes irregularidades recogidas como  ilegales en el citado informe:

–          El equipo de gobierno del Ayuntamiento había presentado una zona de ocio que iba a constar de seis instalaciones – cinco columpios y un pequeño ambigú-, pero esto se transformó por completo cinco años después, cuando se construyó una discoteca de 660m2, en lugar de un kiosko, y una pista de patinaje y una tirolina, que ocupan 500m2 y 1.000m2 respectivamente, en lugar de  los cinco columpios. Esta zona de ocio no podía ocupar más de 600m2 –el 2%- por realizarse sobre un suelo que es parque público, según el PGOU.

–          El Ayuntamiento de Granada ha dado licencia de ocupación y actividad a estas infraestructuras que contravienen al PGOU, donde reza solo se pueden realizar usos complementarios para ocio en un parque público.

–          Paco Puentedura habla de un “posible delito de prevaricación”, ya que “el contrato original de 2005, que comprendía los cinco columpios y el ambigú, se ha desvirtuado hasta lo que ahora se ha construido, sin que el canon de explotación haya cambiado: sigue siendo de 1.000€/mes”. Se ha privatizado un espacio público y se sigue pagando este mismo canon, por lo que “el Ayuntamiento favorece negocios lucrativos a costa del interés general de los granadinos”.

ACCIONES DEL AYUNTAMIENTO AL RESPECTO

Según Paco Puentedura, el Ayuntamiento de Granada ha intentado “tapar las huellas de una actuación irregular” mediante varios procedimientos:

–          Pretendió hacer una Ordenanza Municipal de Ocupación en septiembre de 2013, mediante la que pretendía aumentar la ocupación de zona púbica, fijada en el actual PGOU al 2%. Como ninguna ordenanza puede estar por encima del Plan General de Ordenación Urbana, en septiembre de 2013 la Junta de Andalucía presentó un contencioso por esta “modificación encubierta del PGOU”.

–          Al no prosperar la ordenanza, el Ayuntamiento de Granada ha intentado directamente alterar el PGOU para ampliar éste; en el pleno del mes de diciembre intentaron hacer una innovación puntual del PGOU, por la que “pretenden legalizar actuaciones que no estaban permitidas”.

EXIGENCIAS DE IZQUIERDA UNIDA

Con motivo de esta rueda de prensa, Paco Puentedura aprovechó para trasladar a los medios las demandas de IU al Ayuntamiento de Granada sobre este asunto:

–          Desde IU exigen al gobierno municipal que restituya la legalidad urbanística en la zona del Serrallo Plaza, para lo que van a “llamar a la movilización de los ciudadanos para que éstos recuperen su espacio verde”.

–          IU propone la demolición de todo lo que se  ha construido sobrepasando el 2% de ocupación que permite la legalidad.

Estas demandas se basan en el informe donde se recoge que “esta situación no es legalizable, ya que se trata de una zona verde y de dominio público”, ha concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *