Jueves, 27 Julio, 2017

            

Un hombre intenta explosionar un edificio en Alcalá (Sevilla)

El hombre padece una enfermedad mental



image_print

La Policía Nacional ha detenido a un hombre en el municipio sevillano de Alcalá de Guadaíra que pretendió hacer explosionar el bloque de pisos donde residía empleando dos bombonas de gas butano que había adquirido para este fin.

Según informa la Policía en un comunicado, el detenido, un vecino de la localidad que padece una enfermedad mental y que ya había protagonizado otros incidentes similares, tuvo que ser reducido por los agentes que se vieron obligados a acceder de manera sorpresiva al interior del inmueble por una ventana para impedir que llevara a cabo sus pretensiones.

Los hechos sucedieron cuando J.N.G. entró en el interior del edificio donde actualmente reside con dos bombonas de gas butano y amenazando al resto de vecinos con gritos de: “Os vais a enterar, voy a explotar el edificio”, al tiempo que arrojaba los dos recipientes contra el suelo con gran violencia.

Los residentes del inmueble avisaron a la Policía a través del teléfono 091 y varios agentes se personaron en el lugar, donde observaron cómo un hombre, al parecer con algún trastorno mental, se había atrincherado en su vivienda con dos bombonas de gas butano y no dejaba de amenazar con hacerlas explotar.

Los agentes activaron el protocolo de actuación en este tipo de sucesos e iniciaron las conversaciones con el enfermo para hacerle desistir de sus intenciones al mismo tiempo que le mantenían ocupado mientras otro equipo de policías buscaba un lugar para acceder al interior del piso.

Dado que las negociaciones con el hombre no dieron sus frutos y éste se mantenía en su intención de hacer explotar las dos bombonas de butano, otro grupo de agentes consiguieron acceder de manera sorpresiva por una ventana y le redujeron sin darle lugar a llevar a cabo el fatal desenlace.

Una vez arrestado, los agentes realizaron una inspección de la vivienda, que se encontraba en un estado deplorable y totalmente destruida, a fin de erradicar cualquier fuente de peligro que existiera y que pudiera provocar algún incendio o explosión.

Tras asegurar el lugar, los agentes ordenaron la entrada en las viviendas de los vecinos que ya habían sido desalojados y procedieron al traslado a dependencias policiales del detenido, quien ya había protagonizado incidentes similares en el bloque de viviendas pero no de tanta gravedad, según habían manifestado los residentes a la Policía en el lugar de los hechos.

Una vez finalizado el atestado policial, el detenido –enfermo de esquizofrenia que ya contaba con antecedentes policiales previos por delitos contra la Seguridad del Tráfico– fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial, quien decretó su ingreso en prisión.

De esta forma, los agentes pertenecientes a las Unidades de Seguridad Ciudadana de la Comisaría Local de Alcalá de Guadaíra consiguieron evitar una catástrofe y salvar la vida y la integridad física de decenas de personas, ha destacado la Policía en su comunicado.

iReader iReader Logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *