Martes, 25 Julio, 2017

            

Un grupo de mujeres de Cúllar Vega vende dulces típicos para pagar la luz y el agua a familias necesitadas

Como vienen haciendo desde hace casi dos décadas, estas voluntarias de Cúllar Veha han preparado con esmero durante los últimos días estos dulces típicos, para después venderlos al público y recaudar así la mayor cantidad de dinero posible



image_print

Un grupo de mujeres de todas las edades del municipio granadino de Cúllar Vega ayudará a las familias más necesitadas del pueblo vendiendo roscos, pestiños y galletas de coco elaboradas por ellas mismas. Todo el dinero que recauden irá destinado a Cáritas Diocesana, y servirá para pagar las facturas de la luz y el agua pendientes, y para comprar comida de primera necesidad.

Como vienen haciendo desde hace casi dos décadas, estas voluntarias de Cúllar Veha han preparado con esmero durante los últimos días estos dulces típicos, para después venderlos al público y recaudar así la mayor cantidad de dinero posible. Y es que, en esta localidad, ya se ha convertido en toda una tradición que las mujeres vendan sus postres en la antesala de la Semana Santa cullera.

Hasta el próximo sábado, 28 de marzo, todo aquel que quiera colaborar con esta buena causa puede dirigirse a la conocida como Casa del Cura, situada detrás de la Iglesia, en la calle Pablo Picasso, de 10,00 a 13,30 horas y de 17,00 a 19,00 horas. El sábado sólo venderán por la mañana. El precio de la bandeja de roscos o de pestiños es de 7 euros, y el de las galletas de coco, de 5, un dinero que destinarán íntegramente a ayudar a los más necesitados.

La edad de las mujeres oscila entre los 20 y los 70 años, y muchos de estos dulces solidarios “incluso viajan fuera de nuestra provincia, porque son muchos los culleros que viven fuera y nos piden que se los mandemos”, afirma Mª Carmen Delgado, portavoz del colectivo.

El alcalde de Cúllar Vega, Jorge Sánchez Cabrera, se ha mostrado “muy orgulloso” del “excelente trabajo” realizado por las mujeres culleras y por Cáritas Diocesana. “Son muchos los vecinos que, además de comprar los dulces, colaboran con ellas llevándoles los ingredientes que necesitan, como la leche, los huevos o la harina. De este modo, no tienen gastos y todo el dinero puede dedicarse a este fin benéfico”, explica el primer edil.

Sánchez Cabrera ha animado a todos los vecinos de Cúllar Vega “a colaborar con esta buena causa”, y confía en que este año se superen los más de 5.000 euros que lograron recaudar el año pasado, informa el Ayuntamiento en una nota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *