Martes, 18 Septiembre, 2018

            

Un Granada sin hueco para la mediapunta

La posibilidad de jugar con dos delanteros eliminaría del sistema esta posición

Sergio Peña y Rey Manaj durante un entrenamiento | Foto: Archivo GD
Nacho Santana | @NachoSantana_27


image_print

Adrián Ramos, Joselu y Rodri. Con tres delanteros con tanto nombre, cuesta elegir uno que haga la función de referencia mientras que los otros dos miran desde el banquillo o, en el peor de los casos, desde la grada. Con este debate se abre para Diego Martínez la posibilidad de jugar con dos hombres en punta, teniendo que sacrificar solo a uno de los integrantes del tridente ofensivo. La opción parece agradar al técnico rojiblanco, que ya trabaja los mecanismos necesarios en sus primeras sesiones al mando del equipo.

Sin embargo, este movimiento tendría que eliminar del sistema otra posición para hacer hueco al segundo ariete. A tenor de lo visto en la plantilla y los pasos dados por el propio club en el mercado, parece que la parcela sacrificada es la del ’10’. El Granada afronta la pretemporada sin efectivos en la mediapunta, al menos del primer equipo, pues el filial ha aportado a un jugador capaz de emplearse en esa demarcación: Juancho.

Más allá del trabajo realizado estos días, la salida de Sergio Peña  muestra la predisposición a borrar del plantel a los jugadores de este corte, acondicionando el equipo más al 4-4-2. De los ‘trequartistas’ del año pasado, solo Puertas continúa en el plantel, probablemente por su habilidad para desenvolverse también en la banda. Kunde y Espinosa terminaron su cesión, si bien este último ha vuelto a ser vinculado con la entidad nazarí, donde podría rendir en el pivote o la banda, como ya se vio en ocasiones en Los Cármenes la temporada pasada.

Todo está abierto a cambios aún y desde el área deportiva del club siguen sondeando las oportunidades que ofrece el mercado, pero los primeros compases de la pretemporada comienzan a acomodar el equipo hacia un sistema con dos puntas. Diego Martínez tendrá la última palabra, pero actualmente el Granada no es lugar para mediapuntas, aunque el tiempo y el mercado serán los encargados de dictar sentencia, aún queda preparación por delante y el técnico tendrá tiempo para continuar probando esquemas y estilos.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.