Martes, 24 enero, 2017

Un futuro entre fogones

El centro Hurtado de Mendoza forma a las nuevas hornadas de cocineros en Granada

Manuel Herrera @manuelherrerapr// Foto Álex Cámara @xandercamara


image_print

Los alrededores evocan un espacio señorial y lujoso; el interior borra de un plumazo esa visión y traslada al visitante a aquella época en la que las tonalidades grises y la decoración monótona eran una metáfora de la situación política. El centro de formación profesional Hurtado de Mendoza podría parecer cualquier otra cosa, pero se delata a sí mismo cuando varios jóvenes aparecen equipados con delantales o gorros de color blanco.

Este edificio alberga pues lo que antaño se conocía como la Escuela de Hostelería y que, actualmente, se trata de un centro en el que se imparten módulos relacionados con esta materia y con el turismo: “Es un espacio bastante peculiar. Se integran varias enseñanzas y podemos encontrar personas de distintas edades, aunque, fundamentalmente, nos centramos en la gente joven”, explica Borja Torres, jefe técnico del centro.

 

Precisamente, la gente joven es la que predomina por los poblados pasillos y por las diferentes aulas. Es viernes por la mañana y todos ellos se afanan en la cocina: “Los que realizan el módulo de cocinero de grado medio se pasan al menos 18 horas a la semana realizando prácticas”, asevera Torres. Y añade: “Los que realizan el PCPI se forman más en el aspecto relacionado con el ayudante de cocina, mientras los que optan por un ciclo superior aprenden cómo gestionar un negocio de hostelería”.

La idea de este centro, con más de 600 alumnos y casi 50 años de trayectoria a sus espaldas es orientar su formación al trabajo real que los alumnos van a tener que realizar en el mundo laboral una vez salgan del Hurtado de Mendoza: “Para ello, tenemos un comedor y una cocina, cuyos menús confeccionan los propios alumnos. Los hay de todo tipo: degustación, menú del día, buffet libre… El objetivo es que aprendan a moverse en cualquier ámbito”, narra Borja Torres

Las características de este centro, con certificado de calidad de la agencia ISO, le convierten en un lugar único en Granada para aprender los rasgos propios del mundo de la hostelería: “Contamos con un profesorado que tiene mucha relación con el mundo de la empresa, que está o ha estado trabajando, y puedo afirmar que, prácticamente, el 100% de los alumnos que tienen amplitud de miras y no quieren quedarse solo en la provincia, encuentran trabajo nada más terminar sus estudios”.

CERTIFICADOS DE COMPETENCIAS

Para complementar su oferta formativa, el Hurtado de Mendoza ofrecerá, a partir de este año,  cursos de certificación de competencias, para que profesionales del mundo de la cocina puedan obtener un título que acredite su capacidad para desempeñar estas funciones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *