Jueves, 19 Octubre, 2017

            

Un escritor y empresario francés dona mil euros a los Servicios Sociales de Montefrío

Se trata de Michel Villand, escritor afincado en el municipio, que puso en marcha una empresa de pan en Cuba teniendo como socio al mismísimo Fidel Castro



image_print

Un escritor y empresario francés afincado en Montefrío Michel Villand, quien puso en marcha una empresa de pan en Cuba teniendo como socio al mismísimo Fidel Castro, ha hecho entrega de mil euros a la Concejalía de Servicios sociales del Ayuntamiento de Montefrío.

Este importe corresponde al 10 por ciento del dinero que ha recaudado por la venta de su libro “Mi socio Fidel Castro. Cuba, un desvío en el paraíso”, en el que narra su aventura empresarial con el dictador cubano.

Villand ha hecho entrega del dinero a la alcaldesa de Montefrío, Remedios Gámez, en un acto celebrado en el Museo del Olivo. En el transcurso del mismo, la regidora montefrieña destacó “la inmensa generosidad de Michel, que sin duda se ha convertido en un vecino más de nuestro municipio y que, desde que llegó al pueblo, no ha dejado de implicarse con sus gentes”.

Por su parte, Villand afirmó que Montefrío le ha acogido “con los brazos abiertos de par en par, desde el primer día en que pisé sus calles”, y señaló que nunca podrá agradecer a sus vecinos lo suficiente todo lo que han hecho por él. Un testimonio único Michel Villand fue el primer empresario francés que invirtió en la isla de Cuba en los años 90, a través de su empresa, “Pain de París”, de la que el Estado cubano era socio. Tras alcanzar un enorme éxito, el Gobierno decidió unilateralmente y sin compensación alguna quedarse con el negocio, obligando a Villand a salir de la isla. Años después, la Corte de Arbitraje Internacional de Londres dio la razón al francés y sus socios, obligando al gobierno cubano a indemnizarles, en un caso único en el mundo.

En su libro “Mi socio Fidel Castro. Cuba, un desvío en el paraíso”, el autor cuenta su apasionante aventura en la isla, cómo tuvo acceso al círculo más íntimo de Fidel Castro viviendo, al mismo tiempo, con el pueblo cubano. Su obra supone un testimonio único de la vida paradójica de sus gentes, la severidad del régimen, sus logros y carencias, sus tradiciones o su música, entre otros aspectos.

Además del dinero entregado al Ayuntamiento montefrieño, Michel Villand ha donado otro 10 por ciento de las ventas obtenidas por la recaudación de su libro al Centro Ocupacional para Discapacitados Intelectuales “La Pirámide” de Huétor Tájar, y otro tanto a Alberto, un niño granadino con una enfermedad congénita cuyos padres están recogiendo tapones para poder pagar su tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *