Lunes, 15 de Octubre de 2018

            

Un equipo que se aferra a Junior Robinson

El base de solo 1’65 metros es la principal arma de un Sáenz Horeca Araberri que trata de lograr la permanencia en LEB Oro

Los jugadores del Sáenz Horeca Araberri atienden a las órdenes de su entrenador | Foto: Twitter oficial Sáenz Horeca Araberri
Chema Ruiz España | @Chema_Ruiz22


image_print

La tercera jornada en LEB Oro traerá consigo el segundo viaje del Covirán Granada en solo seis días. El conjunto rojinegro visitará este sábado al Sáenz Horeca Araberri, un equipo que ha renovado su plantilla por completo para buscar la permanencia pero que, sin embargo, no ha vivido un buen comienzo liguero.

Pese a la profunda revolución que ha sufrido el plantel vitoriano en el mercado estival -los doce jugadores con los que cuenta han llegado este verano a la entidad vasca-, el conjunto dirigido por Antonio Herrera no ha sido capaz de ganar ninguno de los dos encuentros que ha disputado, lo que no significa que no tenga armas para plantar cara a cualquier equipo.

La prueba de ello queda reflejada en sus registros. El conjunto vitoriano, aunque es el equipo que más puntos ha recibido en las dos primeras jornadas (202), también es el cuadro más anotador de la categoría, con 188 puntos a su favor. Estos datos son consecuencia directa de su estilo de juego, similar al propuesto por Melilla Baloncesto. Este se basa en imprimir un ritmo vertiginoso que provoca numerosas posesiones a lo largo de un encuentro que trata de hacer muy físico.

Así han logrado destacar jugadores como Kamba, que ha anotado 28 puntos en lo que va de Liga, Dedovic, con el mismo registro, o Artem Tavakalyan, que ha anotado 20. Estos dos últimos, además, comparten el trono de máximos reboteadores de su equipo, con 13 rebotes totales recogidos cada uno.

Pero si hay un nombre que sobresale por encima del resto en el Araberri, ese es el de Junior Robinson. El base de 1’65 metros y solo 22 años se ha convertido en la auténtica sensación del comienzo de la temporada en LEB Oro. En solo dos partidos, ha sumado un total de 80 puntos a su cuenta particular, una cifra que le ha permitido convertirse en el máximo anotador de la Liga.

Un 72 por ciento de efectividad en tiros de dos y un 93 por ciento de acierto en tiros libres, principalmente, han sido los factores que le han permitido registrar esta cifra. Pero la cosa no se queda ahí. La mayor arma del conjunto vitoriano es, además, su máximo asistente, con ocho asistencias repartidas, así como el MVP de la categoría, con una valoración acumulada que ya se sitúa en 72.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.