Domingo, 22 Octubre, 2017

            

Un dispositivo de 170 operarios y 4.480 toneladas de sal para las carreteras en Granada

El Plan de Vialidad Invernal de la Junta 2015-2016 pretende asegurar el uso de la red en condiciones óptimas, minimizando el efecto de heladas y nieve en sus vías

Visita del consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, al Puerto de la Mora
Gabinete


image_print

El Plan de Vialidad Invernal 2015-2016 para la red de carreteras autonómicas de Granada, puesto en marcha por la Consejería de Fomento y Vivienda, contará con un amplio dispositivo humano y material, compuesto por una plantilla de 170 operarios, 22 quitanieves y 19 depósitos de sal distribuidos por la provincia con una capacidad total para almacenar 4.480 toneladas. El consejero Felipe López ha presentado en el centro de conservación integral de Guadix la campaña dispuesta por la Junta para asegurar el uso de la red autonómica de carreteras en condiciones de seguridad durante el periodo invernal, una medida que se adopta cada año con el fin de minimizar la afección al tráfico del temporal de heladas y nieve.

López ha destacado que “la seguridad es un elemento prioritario en los trabajos de vialidad invernal tanto en lo relativo a los usuarios de la carretera, como a los trabajadores de los equipos”, asegurando que “el éxito y la eficacia de estas labores están condicionados por la rapidez de la reacción y por la prevención”. Asimismo, ha incidido en “la importancia de contar con una coordinación y planificación de funciones entre Junta, Estado y Diputaciones provinciales, ya que de una respuesta interadministrativa coordinada, rápida y eficaz dependerá en gran medida la consecución de los objetivos”.

El dispositivo material habilitado para este año en la provincia de Granada se completa además con una moto-niveladora, 16 palas mixtas, 20 vehículos ligeros y con la incorporación de dos nuevos puntos de depósito de material fundente hasta alcanzar los 19. Uno se ubica en el punto kilométrico 15 de la A-395, que sube desde Granada a Sierra Nevada; y otro en el punto kilométrico 0,5 de la A-330, junto a la A-92 N en Cúllar. Estos nuevos centros de almacenaje “redundarán positivamente en la operatividad de los equipos y en la respuesta ante situaciones de emergencia”, ha matizado el titular de Fomento y Vivienda, que ha resaltado que “el depósito de la A-395 es el de mayores dimensiones del que ha dispuesto hasta ahora la Junta, con capacidad para 700 toneladas de sal.

El Plan de Vialidad Invernal de Granada se gestiona a través de 12 centros de conservación integral y parques operativos de control, distribuidos en la provincia y dependientes de la Consejería de Fomento y Vivienda, que permiten velar por la seguridad de los usuarios. Los centros de conservación integral son cinco y se ubican en Santa Fe, Guadix, Cúllar, Cádiar y Alhendín y los parques operativos, que suman siete, se localizan en la capital, que actúa como centro de comunicaciones, y en Las Sabinas y Las Víboras (Sierra Nevada), Lanjarón, Huéscar, Puerto Lobo (Huétor Santillán) y Baza. Desde estos centros se prestan las tareas básicas que garantizan la funcionalidad y la seguridad de las carreteras. Entre estas labores, se encuentran los servicios de vigilancia, que en previsión de circunstancias meteorológicas adversas y ante riesgo de heladas y nevadas, los operarios amplían el horario y su presencia, realizando recorridos con control de temperaturas, sobre todo, en el turno nocturno. También los operarios que trabajan en estos puntos llevan a cabo el extendido preventivo de fundentes.

RED VIARIA DE GRANADA

La red viaria de Granada se compone de más de 1.600 kilómetros, de los que unos 1.000 kilómetros se ven afectados anualmente por la vialidad invernal. De esa malla afectada, más de 600 (35% de toda la red) se desarrolla a una altitud superior a los mil metros y de ellos unos 66 superan los 1.500 metros. Es esta parte de la red en la que es más probable que se produzcan nevadas de mayor envergadura.

Los 600 kilómetros se localizan en 26 carreteras de la provincia ubicadas en la A-92 (A-92 y A-92N), Sierra Nevada (A-395, A-4025, GR-460), Huéscar (A-330, A-317, A-326, A-4301), Guadix (A-337, A-325), Moreda (A-308, A-401, A-323), Alpujarra (A-337, A-345, A-4128, A-4129, A-4130, A-4131, A-4132), Alhama de Granada (A-341, A-402, A-4150, A-4155) y Granada capital (A-4050).

Por su parte, en los 66 kilómetros se identifican tres puntos singulares donde sus particulares circunstancias obligan a reforzar la gestión de la vialidad invernal. Estos se localizan en Sierra Nevada, en el acceso a la estación de esquí por la carretera A-395 (cota máxima de 2.600 metros), debido a la gran afluencia de público en fin de semana y festivos; Puerto de la Mora, en la autovía A-92 y con cota de 1.350 metros, que es un punto especialmente sensible al soportar importantes tráficos de vehículos pesados; y Puerto de la Ragua, en la carretera A-337, que permite la conexión de la Alpujarra con la A-92. Su punto más alto es de 2.041 metros.
OBRAS DEL PUERTO DE LA MORA

El consejero de Fomento y Vivienda ha visitado también las obras de emergencia que se están llevando a cabo en la A-92 en el tramo de 13 kilómetros comprendido entre los puntos 256 y 269, a su paso por el Puerto de la Mora. La intervención, iniciada en noviembre con un presupuesto de de casi 820.000 euros, tiene como objetivo la renovación de la capa de rodadura, muy deteriorada por el elevado tránsito de vehículos que soporta dicho trazado, pues la A-92 constituye un eje vertebrador del transporte por carretera para toda la comunidad. La intensidad media registrada en este tramo asciende a 17.565 vehículos al día, de los que el 15% son pesados, lo que obliga a la vía a soportar elevadas cargas.

“Los trabajos estarán finalizados antes de que comiencen las grandes heladas y nevadas en el Puerto de la Mora, un puerto de alta montaña con condiciones climatológicas adversas, lo que supone una dificultad añadida para la movilidad de los vehículos, sobre todo los dedicados al transporte de mercancías”, ha indicado López.

La actuación, adjudicada a Construcciones Pérez Jiménez, se está desarrollando sobre ambas calzadas (con 2 carriles cada una) y los trabajos ya han finalizado en la calzada derecha, por lo que actualmente se centran en la calzada izquierda. La obra se encuentra al 60% de ejecución y el plazo previsto de finalización será a principios del mes de diciembre, con el fin de que el tramo pueda estar en condiciones óptimas de seguridad vial antes de que se produzcan las nevadas más importantes del invierno.

La intervención consiste en el fresado de la rodadura actual en el carril derecho de ambas calzadas y la reposición de la capa con 16.000 toneladas de hormigón bituminoso, de manera que el firme gane capacidad de adherencia, reduzca el desgaste de los neumáticos y aumente la seguridad en la conducción ante la llegada de las primeras nieves. Estas obras facilitarán, además, la evacuación del agua de deshielo en la calzada y disminuirá el ruido del tráfico en el entorno del Parque Natural de la Sierra de Huétor, por lo que tendrá una incidencia ambiental de gran impacto. Para la ejecución de esta obra, es necesario cortar ambas calzadas durante la reparación de cada una de ellas, de forma que actualmente está cerrada la calzada izquierda (sentido Sevilla), puesto que se sobre la que se está actuando, canalizando todo el tráfico por la calzada derecha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *