Martes, 19 Septiembre, 2017

            

Un detenido en Melilla por captar mujeres para enviarlas a zonas controladas por el Estado Islámico

El arresto ha sido llevado a cabo por agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional en el marco de una investigación que cuenta con el apoyo internacional de la Dirección General de la Vigilancia del Territorio marroquí (DGST), el servicio secreto interior del Reino de Marruecos, según ha informado el Ministerio del Interior.

Estado Islamico


image_print

La Policía Nacional ha detenido en Melilla a un hombre de nacionalidad español que presuntamente adoctrinaba y captaba a mujeres para enviarlas a zonas de combate controladas por la organización terrorista yihadista ‘Estado Islámico’ (DAESH).

La operación ha sido coordinada por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 1, Santiago Pedraz, y por la Fiscalía de la Audiencia Nacional y es continuación de varias operaciones desarrolladas en Ceuta, Melilla, Barcelona, Arrecife y Marruecos que se saldaron con la detención de once personas.

La investigación ha partido de las conversaciones intervenidas en otros operativos contra el yihadismo desarrollados por la Comisaría General de Información de la Policía Nacional en agosto y diciembre del año 2014, y en julio de 2015, en las localidades de Ceuta, Melilla, Barcelona, Arrecife y Marruecos, que se saldaron con la detención de once personas. Una de ellas era una menor de edad que fue arrestada en compañía de otra mujer en Melilla cuando se disponían a viajar hasta Marruecos.

FACEBOOK COMO ARMA DE RECLUTAMIENTO

La última arrestada en el marco de estos operativos fue Silvia C.C., detenida el pasado día 7 en Arrecife (Lanzarote), acusada de captar en Facebook a un grupo de mujeres de edad adolescente a las que pretendía enviar a la región sirio-iraki controlada por el Estado Islámico (EI).

Según el auto de ingreso en prisión dictado por Santiago Pedraz, Silvia C.C. era una “reclutadora activa” al servicio de los responsables de la red de captación del Daesh.

Para ello, localizaba en esta red social a futuras “candidatas”, las integraba en foros de Whatsapp y Telegram para después seleccionar a algunas de las simpatizantes y establecer con ellas un contacto personal preparatorio al desplazamiento. Ella misma tenía la intención de desplazarse a las zonas de conflictos para unirse a la causa, según la resolución judicial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *