Miércoles, 26 Julio, 2017

            

Última jornada en el Primavera Sound

Brian Wilson emociona, espléndida P.J. Harvey, y Sigur Rós, de otra galaxia

Primavera Sound 2016 | Autor: Gabinete
David Marín Román


image_print

Sábado 4 de junio, última jornada oficial del Primavera Sound bajo un cielo cubierto amenazando lluvia. Lo cual no es ninguna noticia, en los últimos años siempre hemos tenido nuestra jornada pasada por agua, pero en la de ayer, la amenaza se quedó únicamente en eso, un desasosiego.

Llegamos al Parc del Fòrum y en el Press Lounge nos topamos con los Chichos, dispuestos a realizar su rueda de prensa. El evento es tan inverosímil que no doy crédito y decido entrar para tomar unas instantáneas del momento y nada más, pero debía contarlo, me pareció muy fuerte y tremendamente divertido.

Acto seguido nos dirigimos al escenario Heinecken para escuchar la primera actuación de la tarde a cargo de Wild Nothing. Los norteamericanos con su característico sonido dream pop, presentaban su nuevo trabajo tras una larga espera de cuatro años, “Life Of Pause”. Un larga duración de pop honesto, arreglos, texturas delicadas y ritmos algo más variados y confusos que proponen un conjunto de temas directos, concisos, nada presuntuosos.

Acto seguido, avanzando unos metros en el escenario H & M, era el momento de Manel. El referente del pop catalán por excelencia en estos momentos, presentaba su nuevo trabajo, “Jo Competeixo”. Con un buen número de seguidores y espectadores, arrancaba la actuación de los catalanes con su típica verborrea entre tema y tema. Buen concierto de Manel que se desenvuelve a la perfección también es espacios grandes. Pop, electrónica, folk y humor son los elementos esenciales del éxito de la banda.

Volvemos al Heinecken, donde tendría lugar el evento más emocionante del día, como era la actuación de Brian Wilson, interpretando el LP más famoso de los Beach Boys, “Pet Sounds” . El ex Beach Boy con una edad de 73 años, con su voz bastante perjudicada y físicamente en lineas generales fuera de forma, ofreció un recital acompañado de excelentes músicos y vocalistas con el fin de interpretar ese disco con garantías. El inicio algo flojo, por temas de sonido propiamente dicho y por supuesto porque quizás no estaba bien ubicado. Un final glorioso con todos los éxitos de The Beach Boys.
En la medida de lo posible, el mito que hemos visto hoy puede colocarse a la altura de haber visto en directo el Creep de Radiohead, o ver a Robert Plant interpretar en directo temas de Led Zeppellin. Historia del pop que probablemente no volvamos a tener la oportunidad.

En seguida en el escenario Heinecken, P.J. Harvey, enfundada de negro, con su voz perfectamente afinada y una cuidada escenografía, las imágenes en pantallas grandes en blanco y negro, iluminación a juego, etc… Entre los excelentes músicos de la banda un ilustre y excepcional, Alain Johannes.
Harvey realizó una incursión en los temas de siempre con algunas novedades que se editarán en su nuevo trabajo. Todavía tiene trabajo para producir este LP.
Con unos pocos minutos de diferencia, teníamos en escena a la banda de post rock celestial islandesa Sigur Ròs en el H&M. Sin duda la gran sorpresa del día, debido al espectacular montaje que han llevado a cabo, con una excelente iluminación y un maravilloso diseño artístico que junto a las epifanías artísticas del trio, hacen de esta performance un elemento indispensable para entender como unir dos conceptos separados como son arte visual y música. Sencillamente espectacular, de otra galaxia. Recomendado cien por cien.

De nuevo en el Heinecken, Moderat realizaba su aparición en escena. Los alemanes, Apparat más Modeselektor, la unión hace la fuerza, presentaban su nuevo trabajo, ya el tercero, “III”. Si por separado las carreras de Apparat y Modeselektor ya son sumamente importantes para la reputación electrónica de Berlin, juntos son pura dinamita. Y así lo demostraron con su show lleno de efectos de luces y visuales, tan de moda. Resumiendo, el triunfo de la electrónica una vez más.

Ya preparando el cierre, nos dirigimos al escenario Ray-Ban, queda la actuación de otro grande en la electrónica alemana, Pantha Du Prince, que maravilló en 2.013 junto a The Bell Laboratori en L´Auditori. De aquella experiencia nace su nuevo trabajo “Element Of Light”, techno de salón, calidad en una interpretación de banda al uso para la música del futuro.

Una vez concluida la actuación de Pantha Du Prince, llegaba el momento de la despedida y como no, hay un nombre asociado instantáneamente a la despedida del Primavera Sound y ese nombre no es más que el de Dj Coco. El residente de la sala Nitsa (Sala 2 de Apolo). Este año su dj set comenzaba, como no, con Space Oddity de David Bowie, el artista más solicitado por los foreros del Primavera los últimos años y obviamente, el artista que ya nunca pisará dicho festival. Dj Coco también realizó un sentido homenaje a la figura también desaparecida de Prince con el tema Controversy. Un sinfín de temazos, perfectamente mezclados y disfrutados hasta el amanecer, como mandan los cánones no escritos del Primavera Sound.

 

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Grande y acertado resumen como nos tiene acostumbrados David. Felicidades, yo estuve allí y no lo habría descrito mejor 😊