Viernes, 28 Julio, 2017

            

UGT exige una “sentencia ejemplar” en el caso Gomérez para un mayor “control” de las Administraciones



image_print

El sindicato UGT de Granada exigió hoy una “sentencia ejemplar” tras el juicio que se sigue en el Juzgado de lo Penal 6 de Granada por el accidente que se produjo en diciembre de 2004 en las obras de derribo de un edificio en la Cuesta de Gomérez, que costó la vida al trabajador Guillermo Stalin España, con el objetivo de que las Administraciones Públicas ejerzan un mayor control sobre las empresas subcontratadas para la obra pública.

   En un comunicado, el secretario general de Metales, Construcciones y Afines de UGT Granada, Francisco Ruiz-Ruano, reclamó que el fallo “sirva de una vez por todas de ejemplo” especialmente en este caso, en que la muerte del trabajador se produjo en una obra subvencionada con dinero público.

   El representante sindical consideró que, además de depurar las responsabilidades que en este caso correspondan, ésta es una oportunidad para que las Administraciones Públicas, locales, autonómica y central, “tomen buena nota y exijan y controlen a las empresas subcontratatadas respecto a la aplicación de la normativa de Prevención de Riesgos Laborale”.

   A UGT, según indicó, le constan “numerosas irregularidades” en algunas de las obras públicas que se están construyendo en estos momento en la provincia, como son las incluidas en el Plan E, las del metro de Granada, o las del AVE, “irregularidades comunicadas por el sindicato a la autoridad laboral competente y denunciadas ante la Inspección de Trabajo en cuanto se han detectado”.

   Estas conductas ponen de manifiesto, en opinión de Ruiz Ruano, “no sólo la escasa sensibilidad de la Administración Pública y empresarial ante la Prevención de Riesgos Laborales”, sino también “el incumplimiento reiterado por su parte de los derechos laborales de estos trabajadores, recogidos en el Convenio Colectivo Provincial de la Construcción”, que al sindicato le consta que no se está cumpliendo. “Se cobra por hora efectiva de trabajo, sin descansos ni vacaciones, se trabaja en festivos y fuera del horario laboral, y hay falta evidente de medidas de protección individuales y colectivas”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *