Jueves, 30 Marzo, 2017

Ucrania aprueba una ley de amnistía para los detenidos en las protestas

Establece la inadmisivilidad de investigarles o castigarles

Agencia


image_print

El Parlamento de Ucrania ha aprobado una ley que establece la inadmisibilidad de investigar o castigar a los participantes en las manifestaciones antigubernamentles en el país, lo que implicará una amnistía para todos los detenidos, según ha informado el diario ucraniano ‘The Kiev Post’.

“Tenemos una ley para amnistiar a los manifestantes, 339 votos a favor”, ha dicho el parlamentario Andrei Shevchenko a través de su cuenta oficial en la red social de microblogging Twitter. El texto de la ley aún no ha sido publicado.

Ucrania lleva sumido en una grave crisis política desde que el presidente ucraniano decidió rechazar la firma de un acuerdo de asociación y libre comercio con la Unión Europea (UE). El organismo regional prometió a Ucrania un préstamo de asistencia macrofinanciera de 610 millones de euros, aunque lo condicionó a que el país cierre un programa de reformas con el Fondo Monetario Internacional (FMI) a cambio de un préstamo.

Esta misma semana, Kiev y Moscú han alcanzado un acuerdo para la compra por parte de Rusia de 15.000 millones de dólares de deuda ucraniana, pacto que el primer ministro del país, Mikola Azarov, describió como “histórico”.

El presidente de Ucrania, Viktor Yanukovich, y el mandatario ruso, Vladimir Putin, anunciaron el martes un acuerdo por el que Rusia abaratará el precio del gas que vende a Ucrania y comprará dicho paquete de deuda.

Tras el encuentro entre ambos mandatarios, Putin anunció el martes que Rusia venderá el gas a la compañía ucraniana Naftogaz a un precio de 286,5 dólares por metro cúbico, por debajo de los actuales 400 dólares. El presidente ruso aclaró que se trata, de momento, de una rebaja temporal que entrará en vigor el 1 de enero de 2014. Ucrania importa más de la mitad de su gas de Rusia y una cuarta parte del suministro europeo pasa por territorio ucraniano.

Por otra parte, Moscú ha accedido a comprar a Kiev bonos por valor de 15.000 millones de dólares, en un intento por dar liquidez a una economía lastrada por el desequilibrio de su balance de pagos. El dinero saldrá de las reservas del Fondo de Bienestar Nacional e irá destinado, según el ministro de Finanzas ruso, Anton Siluanov, a la futura compra de deuda emitida en euros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *