Domingo, 22 enero, 2017

TSJA otorga el mantenimiento cautelar del concierto reducido por la Junta al colegio salesiano San Juan Bosco

Con esta medida el TSJA da continuidad a otras acciones similares, que también afectan a centros salesianos, como el colegio 'Nuestra Señora del Carmen' de Utrera



image_print

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha resuelto otorgar la medida cautelar solicitada por el colegio salesiano ‘San Juan Bosco’ de Granada para mantener el concierto educativo para seis unidades de Bachillerato –tres de 1º y otras tres de 2º–, suspendiendo una orden de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta que modificaba el mismo, reduciendo una unidad de 1º de Bachillerato de la modalidad de Ciencias y Tecnología, alegando baja ratio.

   Con esta medida el TSJA da continuidad a otras acciones similares, que también afectan a centros salesianos, como el colegio ‘Nuestra Señora del Carmen’ de Utrera (Sevilla), al que la Consejería retiró mediante una resolución el concierto de una unidad de Educación Infantil para el curso 2014-2015, decidiendo los responsables del centro, según confirmó a Europa Press el abogado Jesús Muñoz de Priego, interponer un recurso contencioso-administrativo contra esta decisión.

   Muñoz de Priego, asesor jurídico de la Congregación salesiana y abogado que defiende los intereses del ‘San Juan Bosco’ en el recurso, ha explicado en una nota que la decisión de la Sala viene fundamentada en jurisprudencia de la sede de Sevilla del mismo TSJA y del Tribunal Supremo, valorando los intereses en conflicto.

   Si bien el colegio, en el proceso de solicitud de conciertos del curso 2013-2014, pidió la renovación del concierto de dichas unidades por otros cuatro años, y así le fue concedida por orden de 31 de julio de 2013, “sorpresivamente”, en diciembre de 2013, con el curso escolar finalizando el primer trimestre “pero solo a escasos tres meses de haber firmado el concierto”, la Consejería decidió modificar el mismo.

   “Asombra mucho dicho extremo, pues en el momento de dictar la orden de renovación de conciertos para cuatro años ya era conocido por la Consejería el número de alumnos que tenía el centro en 1º de Bachillerato, pues procedían de 4º de ESO del mismo centro, el proceso de escolarización se había producido en el mes de marzo y la matriculación se había llevado a cabo del 1 al 10 de julio”, remarca el despacho Muñoz de Priego & Pérez Abogados, que incide en que “no parece haber causa alguna para producir una modificación en un concierto recién firmado, porque no ha existido ninguna variación”.

   Por ello, el centro interpuso contencioso-administrativo ante el TSJA y solicitó la medida cautelar para que provisionalmente, mientras se tramita el fondo del asunto, la unidad pudiera continuar en funcionamiento, no perjudicando a la comunidad educativa.

   “Aún cuando es una medida cautelar y no prejuzga el fondo del asunto, indudablemente es una buena noticia para toda la comunidad educativa y para la defensa de la libertad de enseñanza en nuestra comunidad autónoma”, ha manifestado el letrado, insistiendo en que “el auto no es firme, por lo que probablemente será objeto de recurso por parte de la administración, que últimamente parece tener la consigna, en este ámbito educativo, de recurrirlo todo; no obstante, el auto tiene efecto inmediato”.

   Añade que “a pesar de esta actuación tan extraña y dañina de la administración con la reducción de unidades con concierto en vigor, en mitad del curso escolar, lo gratificante es que eso no ha afectado en absoluto a la demanda social del centro, que este año ha vuelto a tener solicitantes más que suficientes para el mantenimiento de todos sus niveles educativos, incluido el Bachillerato”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *