Tres viejos conocidos en las filas del Nástic

Entre la larga nómina de exrojiblancos que militan en Segunda Dvisión, tres se verán las caras frente al conjunto nazarí este miércoles defendiendo la camiseta del Nástic de Tarragona. Son los casos de Stole Dimitrievski, Eddy Silvestre e Ikechukwu Uche, que jugaron en el Granada CF en distintas etapas y teniendo diferente relevancia.

El que gozó de más minutos fue el nigeriano Ikechukwu Uche. El delantero llegó al Granada en su primera temporada en la máxima categoría del fútbol español tras su ascenso en 2011. Lo hizo en forma de cesión procedente del Villarreal, que lo acababa de fichar del Real Zaragoza. Uche fue titular durante todo el año -disputó 35 partidos,
27 de ellos de inicio- y anotó tres goles.

Tras su cesión, volvió al Villarreal, que había descendido ese año, y logró devolverlo a Primera División anotando catorce goles en 32 partidos. En su regreso a la élite, Uche marcó trece tantos en 32 choques, obteniendo la clasificación para la Europa League con el ‘submarino amarillo’. En la 2014/2015, sus cifras goleadoras se vieron reducidas a ocho goles, tras lo que emprendería una nueva aventura en el Tigres mexicano. Su estancia en América no duró mucho, pues ese mismo año regresó a España, donde fichó por el Málaga. Con sólo tres partidos disputados y sin marcar, recaló en el Nástic de Tarragona, que le brindó la oportunidad de volver a ser importante. Tras haber jugado 24 partidos y anotado ocho goles, en esta campaña ha disputado seis de las ocho jornadas que se han disputado hasta la fecha y ha conseguido marcar un gol.

El caso de Stole Dimitrievski es el de un portero que se formó jugando en el Granada B, pero que no tuvo espacio en el primer equipo. El guardameta macedonio, que ya es internacional absoluto, llegó a debutar en Primera en la 2014/2015 frente al Deportivo de La Coruña, pero un fallo al atajar un disparo de Cavaleiro le costó un gol al Granada y quedar relegado al filial. Tras su salida del club rojiblanco, recaló en el Nástic, donde se hizo con la titularidad y, de hecho, saldrá de inicio frente al Granada, salvo sorpresa.

El último caso es el de Eddy Silvestre. El centrocampista llegó al Granada en la 2014/2015 procedente del Murcia y sólo jugó cinco partidos de Liga y tres de Copa del Rey. Después de portar la rojiblanca horizontal, Eddy fichó por el Eibar, donde disputó seis partidos antes de salir al Cádiz. En el club amarillo jugó dos temporadas y un total de 36 partidos entre ambas. Llegó al Nástic esta temporada, donde no está teniendo protagonismo y no se postula como titular.