Jueves, 19 enero, 2017

Tres puntos marcan la diferencia en la primera vuelta

El Granada comenzará la segunda parte del campeonato liguero con 17 puntos, tres más que la campaña pasada

Biraghi celebra un gol de esta temporada | Foto: Alex Cobreti
Daniel Sánchez-Garrido | @Danisgr


image_print

La Liga BBVA ha alcanzado el ecuador. El Granada dice adiós a la primera vuelta con 17 puntos en su haber, cuatro victorias, cinco empates y diez derrotas. El equipo comandado por José Ramón Sandoval tiene por delante 19 jornadas para mejorar la constante irregularidad que ha reinado alrededor del equipo en esta primera parte del campeonato. Los altibajos han condenado al equipo nazarí a poder terminar, incluso, en puestos de descenso, muy lejos de donde se esperaba al comienzo de la temporada, antes de debutar frente al Eibar. El Sporting de Gijón, 18º clasificado, aún le resta un partido por jugar, si bien, el adversario será el FC Barcelona, por lo que, salvo sorpresa, el Granada CF terminará la primera vuelta en el puesto número 17.

Tan solo tres puntos marcan la diferencia respecto a la temporada pasada. Tres puntos cosechados en el derbi ante el Sevilla, cuando los más negativos ya veían más fuera que dentro a Sandoval. La última derrota ante un rival directo con una severa goleada podía convertirse en una losa difícil de superar. Fue ahí cuando emergió lo diferente, la valentía y el riesgo que más le gusta al de Humanes. La defensa de cuatro pasó a ser de tres, o de cinco, según se vea, y los tres puntos se quedaron en Los Cármenes.

La primera vuelta de la campaña pasada fue completada por el técnico Joaquín Caparrós, a excepción del último encuentro, que lo dirigió desde el banquillo el que por aquel entonces entrenaba al filial, Joseba Aguado. Llevándose guiar por el resultadismo, no hay tanta diferencia al pasado año, en el que el equipo sufrió muchas críticas, y sobre todo su entrenador, por el mal juego y la sensación de incapacidad para salir adelante. En este aspecto, el equipo ha demostrado, con Sandoval al mando, que tiene armas para escalar en la tabla clasificatoria y no pasar tantos apuros como en campañas pasadas.

Dicen que no es como se empieza sino como se termina. El pasado da la razón. El Granada de Alcaraz terminó la primera vuelta de la temporada 2013/2014 con 23 puntos. Nadie pensaba que se jugaría la permanencia en la última jornada. El transcurso de esta primera vuelta ha brillado entre la depresión, el positivismo, la rebeldía, la tensión y la sorpresa. Sorpresa nada más debutar, perdiendo en casa ante el Eibar; Sorpresa por el gran protagonismo de Success y la aparición de Peñaranda; Depresión por desastres en Vallecas, Málaga, Leganés o Las Palmas; Tensión con Success o Thiévy; ¿Y el positivismo? A ratos. En la época más reciente se ha visto al equipo con poder de reacción, tal como mencionamos anteriormente, en el partido ante el Sevilla, consiguiendo tres puntos tras la dolorosa derrota en Las Palmas. O hace algunos meses, tras el episodio de rebeldía de Success, su no-viaje a Vallecas y el mal partido disputado allí, se consigue la victoria ante el Athletic para volver a sonreír.

El mercado de invierno reforzará a buen seguro al equipo, intentando hacer hincapié en zonas en las que el equipo se ha visto superado. La defensa necesitará de algún central con experiencia en Primera División, ya que la apuesta por Dória crea muchas dudas. Y más aún ahora, con el planteamiento de tres centrales de Sandoval. Todo esto rodeará la próximas semanas del equipo del mes de enero.

De esta forma, la primera vuelta del campeonato nacional de liga español de la 2015/2016 es historia. El Atlético de Madrid, Barcelona, Real Madrid y un gran Villarreal luchan arriba por la cabeza de la tabla. Más alejado se posiciona el Celta (32 p), marcando puestos de Europa League, junto con la gran revelación de la liga, al igual que la pasada temporada, el Eibar. Treinta puntos se han apuntado los de Mendilibar convenciendo a todos del gran nivel del equipo. Sevilla (29 p), Athletic (28 p) y Deportivo (27 p) luchan cerca para respirar en Europa.

La zona media, con tranquilidad en referencia al descenso, es ocupada un renacido Málaga (24 p), la gran decepción, el Valencia (23 p), Getafe (23 p) y Espanyol (21 p). Por último, Real Sociedad y Real Betis (20 puntos) y Las Palmas (18 puntos) luchan junto con el Granada por mantenerse fuera de la zona del infierno, ocupada por Sporting de Gijón (15 p), Rayo Vallecano (15 p) y Levante, colista de la liga con catorce puntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *