Martes, 24 Octubre, 2017

            

Tres nuevos arrestos elevan a diez las personas detenidas en Granada por el fraude en los cursos de formación

Las detenciones se han producido principalmente en la capital granadina y el área metropolitana, sin que haya trascendido por fuentes oficiales el dinero que ha podido ser defraudado

Junta de Andalucía


image_print

Un total de diez personas han sido detenidas en Granada, siete el jueves y tres este viernes, en el marco de la operación ‘Edu’, que investiga un supuesto fraude en los cursos de formación en Andalucía, estando previsto que de momento no se produzcan nuevos arrestos en esta provincia en relación con este caso.

Las tres nuevas detenciones se han producido a lo largo de la mañana de este viernes y también afectan a empresarios cuya actividad está vinculada a la provincia de Almería, pero no a la de Granada, donde aún no se ha desplegado la fase provincial de la llamada operación ‘Edu’, según han informado a Europa Press fuentes cercanas al caso.

Estas diez personas han sido detenidas por delitos vinculados con un supuesto fraude en la gestión de los fondos recibidos por la Junta para impartir cursos de formación y han quedado en libertad con cargos tras prestar declaración en dependencias policiales.

Las detenciones se han producido principalmente en la capital granadina y el área metropolitana, sin que haya trascendido por fuentes oficiales el dinero que ha podido ser defraudado.

El subdelegado del Gobierno en Granada, Santiago Pérez, ha detallado esta mañana a preguntas de los periodistas que se trata de empresarios con actividad principalmente en la provincia de Almería, aunque está previsto que se despliegue una fase granadina de la operación ‘Edu’ que se podría saldar con más detenciones conforme avancen las investigaciones y las actuaciones judiciales.

A todos ellos “se les acusa de fraude en la gestión de los fondos que entrega la Junta –para impartir cursos de formación–“, ha detallado el subdelegado, lo que a su juicio evidencia “un grado de culpabilidad importante” tanto por parte “de la administración responsable de dar los fondos” como de “las personas que los han recibido”.

“Cuando una institución entrega una subvención está obligada a ver si se emplea para los fines previstos y es verdad que algunos empresarios han hecho un mal uso de esas subvenciones, bien alterando el sistema de los cursos o introduciendo modificaciones” respecto a las personas que los impartían, ha añadido.

En todo caso, ha señalado que se trata de una operación a la que le queda “bastante recorrido” y que en esta segunda fase se está desarrollando principalmente en las provincias de Cádiz, Málaga y Almería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *