Miércoles, 26 de Septiembre de 2018

            

Tres investigados por posible estafa a un anciano de cuya cuenta sacaron 1.500 euros en Huétor Tájar

Los acusados se apoderaron de su cartilla bancaria y extrajeron el dinero "sin su consentimiento"

Fuente: ArchivoGD
E.P.


image_print

La Guardia Civil investiga a tres individuos por supuesta estafa a un hombre de 78 años de Huétor Tájar, de cuya cartilla bancaria se habrían apoderado, tras ganarse su confianza, extrayendo 1.500 euros del cajero “sin su consentimiento”, para luego devolvérsela.

Según ha informado la Guardia Civil en una nota de prensa, se trata de dos hombres y una mujer de nacionalidad rumana, y de entre 24 y 34 años de edad, habiendo sido ella, hermana de ambos, la que visitaba regularmente al anciano para “hacerle compañía” con lo que pudo ganarse su confianza.

Fue el pasado día 19 de abril cuando el anciano acudió al cuartel de la Guardia Civil de Huétor Tájar a denunciar que “alguien había sacado 1500 euros de su cuenta bancaria sin su consentimiento”.

Los agentes del Instituto Armado acudieron al banco a revisar las imágenes captadas por el circuito de videovigilancia de la entidad, con las que descubrieron que dos de los ahora investigados fueron las personas que realizaron los reintegros.

Las pesquisas realizadas después por la Guardia Civil de Huétor Tájar han puesto al descubierto cómo estos dos individuos consiguieron la cartilla bancaria del anciano.

Los agentes comprobaron que, días antes, la joven había acompañado al anciano a sacar dinero del cajero, y “cómo observaba atentamente mientras oprimía las teclas cuál era la clave secreta de la cartilla”.

En una de las visitas posteriores, la joven investigada “aprovechó un descuido del anciano para coger la cartilla de ahorros, se la entregó a sus hermanos, y cuando estos hubieron sacado el dinero que había en la cuenta, se la devolvieron y ella volvió a colocarla en su sitio”.

Ante esta circunstancia, la Guardia Civil puso en marcha el Plan Mayor de Seguridad para “dar respuesta a las principales amenazas que afectan a la seguridad de las personas mayores, como son el maltrato, los robos, y las estafas, primero previniéndolas, y en segundo lugar logrando que las personas mayores denuncien las situaciones y los delitos de los que puedan ser víctimas”.


Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Yo lo que no entiendo, cómo el banco, consiente que cualquiera no autorizado formalmente como titular en la cartilla, puede sacar dinero con esa facilidad, pues vaya una seguridad que tiene el cliente, en el banco, que deja sacar dinero a cualquiera que presente la carilla.